Final suspendida: “Con lo que pasamos la semana anterior creo que la prevención no es un error”

Final suspendida. La Liga Esperancina de Fútbol decidió suspender el partido que debían disputar Juventud y Unión. Hubo enojo por parte de los hinchas y pedido de prudencia, por parte del local.

Los presidentes de los clubes que debían disputar el partido de vuelta de la final de la Liga Esperancina de Fútbol, Unión y Juventud, hablaron con PLAY TELEVISIÓN sobre la polémica decisión tomada por la Liga. Hay disconformidad en el club del norte.

“Insistimos en jugar”

Alberto Quiñónez, presidente de la Asociación Deportiva Juventud explicó que alrededor de las 13:45 se hicieron presentes en la cancha Unión. “Había representantes de la LEF, de Juventud y de Unión. Se recorrió el campo de juego, que era lo que más importaba en ese momento. Registraba unos pequeños anegamiento mínimos, que con el correr de los minutos el sol se ocupó de extinguirlos. El campo estaba en perfectas condiciones”, aseguró.

La postura de Juventud fue jugar el partido porque creemos y entendimos que estaban dadas las condiciones para hacerlo. Insistimos en que queríamos jugar, que era el día para hacerlo. Postergar una final tiene más efectos negativos que positivos. La postura de Unión fue no jugar el partido”, añadió.

Quiñónez explicó que luego de esa reunión en el campo de juego, “los miembros de la Liga resolvieron ir a la sede para definir y nos comunicaron que la decisión era no jugar. Insistimos con que estaban dadas las condiciones, la tarde estaba espléndida para jugar, para ver un espectáculo deportivo, no había motivos para que no se juegue“, reiteró.

“La decisión generó un la repercusión negativa no sólo en los simpatizantes de Juventud. Había gente de Rosario y de Santa Fe que estaban en la cancha y se tuvieron que volver”.

Esto le quita seriedad al evento. Debería ser más previsible y que no dependa de la discrecionalidad de alguien sino que haya pautas o criterios que respetar

En cuanto a los rumores que circularon sobre las especulaciones del club local con la posible ausencia de Matías Donnet el próximo fin de semana, Quiñónez dijo que “Unión registró dos lesionados en el partido que se jugó en Juventud, desconozco si van a estar para el fin de semana que viene. Con respecto a nuestros jugadores no sé si vamos a contar con todos porque no hablé con el técnico”, aseguró.

“La prevención no es un error”

Por su parte, Daniel Imvinkelried, presidente del Club Atlético Unión, aseguró que la decisión tomada por la Liga “fue algo acertado porque trabajamos durante la semana con la Policía, con la Municipalidad y con el presidente de Juventud armando tribunas y trabajando en la seguridad de la gente, en la entrada y la salida”.

Las condiciones del campo estaban, pero en el transcurso trabajamos en la parte de seguridad, que la gente esté bien y cómoda. Había 16 medios periodísticos que iban a estar, armamos andamios en la parte sur y en la parte de arriba de los vestuarios, esas condiciones que teníamos de lluvia durante la siesta tuvimos que sacar todo el cableado”, detalló.

También agregó que “en la parte del sector local y visitante había barro, cuando llegara la gente iba a tener que subir a la tribuna con barro en las zapatillas. Eso no nos daba seguridad, alguien se podía patinar“, aseguró.

A mucha gente no le ha gustado esto, pero con lo que pasamos la semana anterior creo que la prevención no es un error. Hay que saber cuándo se puede y cuando no

Imvinkelried reconoció que, en cualquier otro momento, se habría jugado. “Se podría haber jugado, en un partido de liga común que somos 50 personas de cada lado; no habría habido ningún tipo de inconveniente. Pero esperábamos 3000 personas, es muchísima gente y hay que tenerlo en cuenta, no solamente el campo del juego. Trabajamos toda la semana previendo todos los inconvenientes que podíamos tener fuera del campo y quizás habría sido en vano”, reiteró.

“Todo un trabajo que tuvimos en la seman se podía arruinar en minutos. La prevención no es un error sino una virtud porque podía llegar a pasar algo”, añadió.

Finalmente, sobre lo rumores y suspicacias respecto a la suspensión del partido, Imvinkelried aseveró que “son todas conjeturas, yo no creo que Juventud dependa de Matías Donnet y porque esté él van a ganar y si no está van a perder. Unión tenía los jugadores para jugar, son rumores y a mi punto de vista no tienen importancia”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *