Asalto a mano armada: Golpearon a un abuelo y se llevaron dinero de una vivienda

Golpearon a un abuelo y se llevaron dinero. Una vecina del señor relató el terrible momento que le tocó vivir a su esposo cuando tres delincuentes ingresaron a la fuerza a su vivienda

El hecho ocurrió este fin de semana en una vivienda de calle Maestro Donnet y Brown. Allí, un abuelo con problemas de movilidad
que se encontraba solo en la casa, sufrió la saña de tres delincuentes que, consultando una dirección, se ganaron su confianza, lo golpearon y robaron dinero en efectivo.

El tipo que golpeó la puerta lo empuja, lo tira y entran otros tres delincuentes más. Lo maltrataron; el tiene dificultad para caminar y lo tiraron dos veces al suelo

Su esposa relató que todo comenzó alrededor de las 19:45 horas, “pleno día todavía“. En ese momento, el hombre se encontraba solo en el domicilio, y “confiado porque estaba concentrado en otra tarea, abrió. Le preguntaron por otra dirección, le dijeron que querían comprar un auto. Él accede un poquito más a la vereda diciendo que no conoce a nadie de ese apellido en el barrio y el tipo que golpeó la puerta lo empuja, lo tira y entran otros tres delincuentes más”.

La vecina detalló que los delincuentes exigían a su marido que les entregara “el dinero”. El hombre, con sinceridad, les explicó que no tenía dinero, ni las llaves para acceder al resto de la vivienda. Fue tal su sumisión que hasta les sugirió que “le pegaran un tiro” a la cerradura y entraran.

El abuelo no se resistió, les pidió que se llevaran lo que quisieran y aún así, no logró evitar la violencia de los delincuentes. “Lo maltrataron; el tiene dificultad para caminar y lo tiraron dos veces al suelo”.

“Cuando él vio que habían abierto y estaban entretenidos el otro lado, intentó salir a pedir ayuda, se cayó y se lastimó. Hicieron lo que quisieron y cuando se van le ponen el televisor fuerte, le apagan las luces y lo dejan tirado en el piso bajo amenaza de ‘te vas a arrepentir si llega tu familia y no das el dinero’. Cuando pudo abrió la puerta e hizo señas y nadie paraba, hasta que un matrimonio que iba a un festival de patín a llevar sus nenas, se volvió y lo auxilió”, contó la mujer.

La vecina también señaló que cree que los delincuentes llevaron adelante un trabajo de inteligencia previo. “Esto es un seguimiento de los movimiento de la casa y la hora que la casa está sola tenían la cara descubierta. La persona que golpeó la puerta era de tez blanca, bien vestido y de bigote. Los demás tenían el gorrito que les tapa la cara”, añadió.

Sobre el estado de salud del abuelo, explicó que se encuentra “bajo reposo por lo que se golpeó”. Y con cierta resignación y muy nerviosa aún por lo sucedido, la vecina dijo que no sabe qué medidas de seguridad tomar. “¿Qué ponemos poner? Ya no somos dueños ni de ir a misa. Abren y entran como quieren, no hay medida de seguridad que valga, con una barreta abren y entran”, lamentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *