Policía y personal de salud heridos tras gresca a la salida de un boliche bailable

Heridos tras gresca a la salida de un boliche. Este fin de semana en el que hubo varios hechos de violencia en distintos puntos de la ciudad.

Desde la Unidad Regional XI, el oficial Rafael García, informó que “lamentablemente es un fin de semana en el que hubo varios hechos de violencia en distintos puntos de la ciudad, y en diferentes días”. Y detalló que “el sábado a la madrugada hubo una gresca donde resultaron víctimas personal policial, personal de salud de Samco y seguridad privada de un local bailable de barrio Norte”.

El uniformado se refiere al local ubicado en calle Janssen al 2800. Allí, personal policial efectúo disparos al aire para dispersar a los quienes protagonizaron corridas y peleas.

Tras el hecho, “se trasladó en calidad de aprehendido a un mayor de edad de nuestra ciudad”, confirmó García.

Violencia en crecimiento

Una vecina del lugar, señaló que “hace 19 años que abrió el boliche y desde ese entonces fue incrementándose el grado de alteración pública. En sí el momento del boliche, la música y la entrada no son inconvenientes, porque ya nos acostumbramos a la música alta. El problema es la salida”.

La mujer aseguró que hace algunos años, la gente que salía del local bailable lo hacía “cantando a los gritos, pero normal; no se cortaba la calle y no había ningún inconveniente”. No obstante, explicó que “desde hace cuatro años la salida es muy violenta. Se tiran cascotes, se agarran a piñas, siempre encontramos sangre en las veredas“.

“Es muy fuerte como salen, es una violencia permanente”, agregó la vecina, que también destacó el cambio en el accionar policial. “Vimos también una diferencia con la policía, porque hace un año atrás no actuaba. Se paraban en la esquina esperando que no hubiera inconvenientes en la ruta y ahora, desde hace unos seis meses, están cuidando que no hagan daño y que no se peleen tanto entre  ellos”, dijo.

La mujer también aclaró que “la solución no es tirar balas de goma, ni dejarlos hacer lo que tienen ganas. Es un tema difícil de tratar. Vemos familias, mamás y papás con hijos, novios grandes… no vienen solamente adolescentes de 18 años. Los mayores problemas son con los vehículos que se agarran a piñas, se bajan y se pegan en la calle”.

Y reiteró que “desde hace unos meses, la policía viene, reprime y actúa. Era peor cuando no actuaban, solamente miraban y cuidaban que en la ruta no hubiera ningún accidente”.

En general, los chicos tienen una forma violenta de comunicarse. La inmediatez y el anonimato de las redes sociales hace que lo que digan no importe porque no les ven la cara y reaccionan en cualquier momento

Y el problema va más allá. “Nuestro problema también es que nuestros hijos tienen que volver a casa, y cuando tenemos que ir a buscarlos a otro boliche no podemos salir ni con el auto, tengo que tener cuidado que venga una hora más tarde porque si lo agarran en la calle va a ligar. Es un tema complicado para todos”, concluyó la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *