La hermana Alicia fue recibida por el presidente Macri en Casa Rosada

Los ocho Abanderados Solidarios 2016 participaron de un encuentro en Casa Rosada. Allí, la hermana Alicia fue recibida por el presidente Macri y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social. Cada uno pudo presentar su trabajo y sus proyectos.

Cristian Buiani, colaborador del Hospice La Piedad, fue quien acompañó a la hermana Alicia en su viaje a la capital federal. “El pasado lunes fuimos invitados sorpresivamente desde el Ministerio de Desarrollo Social a lo que primero iba a ser un desayuno con el presidente de la Nación en la Quinta de Olivos. Luego, la agenda se fue modificando y terminó siendo un posalmuerzo en la Casa Rosada en el día de ayer”, detalló el joven.

Buiani relató que la invitación “fue una sorpresa”, y que la hermana Alicia regresó de sus vacaciones en Córdoba para asistir a “este acontecimiento importante”.

Junto a la religiosa y su colaborador estuvieron presentes los demás abanderados de Argentina Solidaria. “Antes de ir a a la Casa Rosada y del encuentro con el presidente, fuimos al Ministerio de Desarrollo Social. Allí fuimos escuchados por algunos de los funcionarios del Ministerio, los cuales se pusieron a completa disposición. Fue bastante positivo porque pudimos expresar nuestras necesidades, nos escucharon y nos van a brindar ciertas medidas de apoyo y de ayuda”, aseguró.

Y si bien el joven contó que los funcionarios “desconocían nuestro trabajo”, destacó que “valoran bastante lo que hacemos, piensan cuán importante es replicarlo en otros lugares del país”.

“Es una tarea amplia hacia el futuro. Hay mucho por hacer, mucho para trabajar, eso también nos da esperanza. El encuentro que tuvimos en la Casa Rosada estuvo marcado por eso. Cada uno contó su historia y se fue marcando la esperanza de que cada una de estas obras pueda crecer y ayudar a más personas”, agregó.

Sobre el encuentro con Mauricio Macri, el joven colaborador señaló que “el presidente escuchó. Fue una mesa en la que estuvimos conversando cálidamente. Brindó varios minutos para que cada uno cuente cuál es la obra, que hacen, qué necesitan. Preguntó, se dejó aconsejar en algunas cosas, fue comentando, compartiendo experiencias”.

A pesar de la destacable labor que realiza el Hospice La Piedad, Buiani reiteró que la convocatoria fue una verdadera sorpresa. “Somos una institución pequeña, no somos una gran ONG. Que se nos brinde un tiempo, que se nos escuche y nos pregunten que necesitamos nos parece valioso”..

“Reconforta y nos da esperanza para el futuro. Se coordino con el Ministerio de Desarrollo Social una próxima reunión para concretar algunos de los trabajos e ir avanzando”, añadió esperanzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *