Intento de robo en la Escuela N° 319: El ladrido de un perro que dormía adentro alertó a los vecinos

Intento de robo en la Escuela N° 319. Dos masculinos forzaron una puerta de la institución. Un perro que dormía dentro alertó a los vecinos con sus ladridos, quienes llamaron a la Policía.

La vicedirectora, Marcela Srahy, explicó lo sucedido.” Tuvimos la presencia de extraños que trataron de abrir la puerta del comedor en un horario vespertino. No ingresaron, no hubo rotura de vidrios, pero sí abollaron la puerta, no sabemos si con patadas o con la fuerza que ejercieron”.

La docente señaló que “afortunadamente no pudieron concretar la idea con la que venían. Esa noche un perro estaba en el patio de la escuela y se ve que se asustó con el ruido. Él empezó a ladrar, ladraron otros perros y los vecinos se percataron de que había ruidos extraños y llamaron a la policía. Esto quiero agradecerlo porque ellos llamaron y la policía se contactó con un personal del comedor que vino a verificar que todo estaba en orden”.

Pese a que los delincuentes no lograron ingresar a la institución, Srahy aseguró que “de todas maneras me da cierta impotencia. Las escuelas trabajamos mucho con la ayuda de la comunidad educativa y diversas instituciones para lograr de a poquito, cosita por cosita, tratando de mejorar la institución y con una patada nos arruinan una puerta. Para nosotros implica un costo que no es fácil obtener”.

Cuidarnos entre todos

La docente también dijo que “cuando pasan cosas así, uno siempre tiene la precaución de hacer revisar si las medidas de seguridad que podemos llegar a tener están en condiciones. se llamó al cerrajero, vamos a poner más pasadores, se revisaron las trabas y esto implica un gasto extra para la escuela“.

Por eso, aseguró que es importante “llamar a la reflexión de estos desconocidos, porque no es lo que podrían llegar a robar sino el daño que producen porque es volver a arreglar lo que ya estaba. En vez de seguir invirtiendo para continuar las obras, hay que gastar dinero en cosas que ya estaban”.

“Hay un montón de cosas que uno no entiende. Afortunadamente los vecinos están colaborando, ellos están atentos siempre. Los fines de semana cuando ven personas extrañas cerca del establecimiento nos avisan a nosotros o llaman directamente a la policía. Esto es lo que tenemos que hacer. La mayoría de la gente es cuidadosa, se preocupa, son unos pocos los que se dedican a las actividades delictivas. Tenemos que ayudarnos entre los vecinos para tratar de tener lo más controlados posibles a estas pocas personas”. añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *