A qué se debe la invasión de grillos y la aparición de mosquitos gigantes en la región

A qué se debe la invasión de grillos y la aparición de mosquitos gigantes en la región. Nacimientos por encima de lo normal, un fenómeno natural, y un “cri-cri” no apto para impacientes. Además, la especie de mosquito que llega a medir más de un centímetro

Mariana Maglianese es directora del Programa de Vectores del Ministerio de Salud de la provincia y explicó en una radio santafesina que la invasión de grillos se presentó por “condiciones ambientales que generan una eclosión, un nacimiento de huevos por arriba de lo normal, o por arriba de lo que estamos acostumbrados”.

Ademas, aclaró que es normal que se dé este tipo de procesos: “Al haber temperaturas muy altas, lluvias intermitentes y bastante seguidas, hace que los huevos que están colocados para madurar a lo largo de todo el verano, se desarrollan en el transcurso de pocos días y obviamente habrá mas cantidad de bichitos de los que estamos acostumbrados a ver habitualmente”, describió.

Maglianese insistió en que la multiplicación de grillos es un proceso natural. Recordó que “no transmiten enfermedades y que tampoco pican o muerden. Simplemente, lo que hacen es su ruidito característico que tiene que ver con la llamada del amor”.

La profesional explicó que el “cri-cri” (grillar) de los grillos machos se produce cuando estos “frotan sus alas contra las patas posteriores y lo que está haciendo es llamar a la hembra. Es una forma de tener un acercamiento para la posterior reproducción para la continuidad del ciclo biológico”.

“En nuestro universo no estamos solos. Si nuestra necesidad es la de charlar, charlar, gritar y de manifestarnos, ellos también lo hacen. Nosotros muchas veces nos manifestamos en forma violenta, que no es natural, y estos bichitos lo hacen simplemente por la necesidad biológica y no por hacer cosas fuera de la normal y que nos puedan llegar a dañar”.

Si bien reconoció que es un problema que los grillos ingresen a los hogares, recomendó tomar las medidas para evitar esa situación: “Generemos algunas barreras, como burletes debajo de las puertas, telas metálicas. Esto no solo nos va a servir para los grillos, sino para alacranes y cucarachas”.

Sobre la idea de que los grillos atraen a los alacranes, aclaró: “Hay conceptos que desmitificar. El alacrán es un “bichito” que es cazador. Más allá de que haya o no haya, él va a caminar y andar. Va a recorrer, no sabe si va a encontrar grillos o cucarachas. Los alacranes andan mucho de noche, no sabe dónde está”.

Mosquitos gigantes

En relación a los mosquitos gigantes que se encontraron en zonas de costa y en espacios rurales, aclaró que en el mundo hay más de 3.500 especies de mosquitos y que en Santa Fe hay más de 40 especies.

Con la salvedad de no haberlos visto, Maglianese entiende que pueden llegar a ser la especie psorophora. “Es un género de mosquito que mide un centímetro de grande”.

Describió que el “probóscide (aguijón) con el que pican es más grande” y que por lo tanto, cuando pica va a doler más”. Añadió que “es esperable que se den nacimientos de psorophora en esta época. Puede poner miles de huevo una hembra en lagunas temporarias, en época de otoño, invierno, principio de verano, cuando no tienen agua”.

Y continuó: “Pueden pasar meses hasta que las sucesivas lluvias hacen que esas lagunas recién empiecen a tener un volumen de agua suficiente como para inundar esos huevos. Con altas temperaturas, se produce el nacimiento”.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *