Marcha contra la inseguridad: “Podemos poner un policía en cada esquina pero no lo vamos a parar”

Así lo de definió Jorge Debbiagi, vecinalista que organiza todo tipo de manifestaciones pidiendo más seguridad. Sobre la marcha contra la inseguridad, pide que la gente se sume y se comprometa a la hora reclamar

Durante el 2016, el vecinalista de zona Este, Jorge Debbiagi, convocó a la comunidad a participar en distintas reuniones en reclamo de más seguridad.

Leer más > Por más seguridad: Convocan a vecinos y autoridades para hallar soluciones

“Estoy totalmente de acuerdo con ese tipo de movilizaciones porque todo lo que haga que la sociedad participe y se preocupe está muy bueno, es excelente. Ojalá tengan suerte y todos colaboremos, que sea masivo, que no falte absolutamente nadie“, pidió.

El vecino destacó que los problemas de inseguridad no se relacionan sólo a la Policía. “Si no cambiamos de pensamiento de que esto es un problema solamente policial y no nos centramos en el problema político, social y cultural. Hay chicos que están desprotegidos, gente que no trabaja como corresponde en función de tratar de solucionar esos problemas de una sociedad que está enferma”, destacó.

Debbiagi señaló que no se puede poner una policía en cada esquina, y aunque así fuera, “nos van a entrar igual. Es un problema social”, reiteró.

“Podemos poner un policía en cada esquina pero no lo vamos a parar. Cuanto más pobreza y desigualdad haya, chicos que ven gente que tiene un montón y ellos no tienen nada. Vos vas a decir, ‘yo me lo gané’, y está perfecto, pero hay gente que no tiene la posibilidad de ganárselo y se siente diferente, mal, desprotegidos”, explicó.

Soluciones

El vecinalista aseguró que las soluciones son a largo plazo. “Se soluciona con trabajo, con dedicación, con esfuerzo, con participación. Es la única manera. Hay una cuestión social que resolver y mientras no la solucionemos no lo vamos a resolver”

En cuanto a la falta de compromiso de la mayor parte de la comunidad a la hora de reclamar soluciones, Debbiagi dijo que “somos muy hipócritas. En el 2001, cuando nos tocaron el bolsillo, fue la única vez que yo vi juntarse en el centro de la plaza a 5.000 personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *