Una joven sufrió acoso e intento de secuestro a plena luz del día

Una joven sufrió acoso e intento de secuestro a plena luz del día. Una adolescente esperancina se vio perseguida, acosada y amenaza por un grupo de hombres que viajaban juntos y por otro que lo hacía solo. Todo ocurrió en la mañana del domingo, a plena luz del día. La policía actúo con lamentable machismo.

Una adolescente de nuestra ciudad vivió momentos de desesperanción este domingo a las 8:00 de la mañana, cuando al salir de un cumpleaños debió soportar el acoso de un grupo de hombre. En diálogo con Play Televisión, contó todos los detalles. “Primero, tres hombres desde un carril de la Avenida y yo del otro, empezaron a decirme cosas como ‘¿sabías que te pueden pasar cosas extrañas si estás sola?’. Ya los había cruzado anteriormente y me habían preguntado para donde tenían que agarrar parar ir a Rafaela”, señaló.

La joven siguió su camino y en la esquina céntrica de Sarmiento y Avenida Córdoba, un automóvil frenó junto a ella y su conductor comenzó a acosarla en tono amenazante. “Después de decirme tres veces que me suba, empezó a decirme. ‘Subite porque a tu casa no llegas‘”, le dijo. La chica, aunque quedó paralizada por el miedo durante unos segundos, logró salir corriendo.

Ante su huía, este conductor fue tras ella. “En un momento estábamos a menos de dos metros e intentó agarrarme de los brazos”. Ella continúo corriendo hasta llegar a la esquina de Moreno y Aarón Castellanos, donde intentó buscar ayuda en una casa que estaba cerrada.

Siguió caminado, “llorando, pensando en todas las cosas que sufrí en menos de 15 minutos y volví a encontrar a este hombre en Castelli y Moreno. Intento esconderme en unos arbustos sin darme cuenta que él ya me había visto. Se me pone enfrente y me dice: ‘te subís ya hija de puta‘ (sic). La joven salió corriendo, llegó a Cullen y se cruzó a la policía.

Frenó al personal policial y le comentó al situación. Los uniformados le aconsejaron que siguiera caminando “tranquila”, que ellos “darían una vuelta”. Al llegar a una estación de servicio de esa zona, se volvió a cruzar con los primeros tres sujetos. “Me vuelven a gritar cosas, la policía me preguntó si eran ellos, se bajaron y no hicieron más que pedirles los datos”, lamentó.

Uno de los policías le explicó a la joven, que el acosador “te lo decía en joda, están alcoholizados”.

Tras la lamentable actuación policial, los tres hombres siguieron a lo joven recriminándole que hubiera dado parte a la policía. “Por suerte yo reaccioné. ¿Qué hubiera pasado si otra persona se quedaba en shock? Si yo me hubiese quedado parada hoy no estaría acá, ese hombre me pudiese haber hecho cualquier cosa“, lamentó la adolescente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *