Juicio por el caso Baraldo: “Era evidente que no querían escuchar al menor”

Juicio por el caso Baraldo. Los abogados de la querella, Carolina Walker y Martín Risso Patrón explican por qué recusaron a los jueces y las principales aristas del caso.

Los abogados Carolina Walker y Martín Risso Patrón recusaron primero a la presidenta del Tribunal, Susana Luna, y luego a los otros dos integrantes del mismo Jorge Pegassano y Luis Octavio Silva. Es el juicio que desde el 25 de octubre se lleva adelante por el caso Baraldo, que involucra a una familia esperancina en un hecho de abuso contra un menor de edad.

En el programa ENFOQUES, Risso Patrón señaló que la causa “comenzó con Victor Baraldo, que es el abuelo. Al principio Nidia Morandini no estaba sindicada por el menor como quien pergeñaba todo este tipo de conductas e incluso participaba personalmente en los abusos. No es que solamente las propiciaba, por eso pido 25 años contra ella, 20 contra el hijo y 22 para el abuelo. Es mucho más grave la conducta de la abuela. El mismo nene es el que dice mi abuela participada de esto”.

“La mamá empieza a indagar y se da cuenta de que no solamente era el abuelo, sino que también participaban otras personas de la familia. El menor identifica al abuelo, a la abuela y a su tío, el hermano de la mamá”, añadió.

Por esos hechos y luego de tres años de realizada la denuncia, comenzó un juicio oral y público en la capital santafesina. Sin embargo, los abogados recusaron primero a la presidenta del tribunal y después, al resto del jurado por imparcialidad. Walker señaló que todo comenzó cuando la defensa cuestionó la autenticidad de la grabación de la cámara gesell, donde está registrada la declaración del niño víctima.

“Es importante mencionar que cuando hay una cámara gesell esto se graba en un servidor del Poder Judicial y los encargados de la cámara no son ni el fiscal, ni los abogados ni la defensa”, explicó Walker. Y agregó que luego se “remite una copia al OGJ  (Oficina de Gestión Judicial) y ellos nos brindan una copia para que podamos analizarla, tanto a nosotros, como a la fiscalía y a la defensa”.

“La defensa dice que no sabía que ese día se iba a pasar (la grabación) de la cámara gesell, lo cual es absolutamente falso porque en las grabaciones del juicio se observa que concretamente se dice. Pero supongamos que ese día el abogado (Eduardo Jauchen) se olvidó y vino sin saber”, indicó Walker. Por lo que, dijo la abogada, la defensa de Baraldo “comenzó a hacer una serie de planteos en cuanto a que no tenía la preparación necesaria para interrogar a los peritos que iban a participar. Pasamos a un reunión privada y nos pusimos de acuerdo que se iban a exhibir la cámara gesell y que los peritos iban a ser interrogados al día siguiente”.

Sin embargo, la querella señala que nunca se logró llegar a esa instancia. Risso Patrón acotó que “Jauchen manifiesta que existe una posible adulteración de esa cinta y pidió ver los metadatos. Dijo que el disco que tiene el Poder Judicial (tiene la firma de todos, un registro y una cadena de custodia) es distinto al que tiene él”.

Importancia de la cámara gesell

Walker explicó que “la cámara gesell se hacen a puertas cerradas porque está involucrado un menor, pero queda todo registrado”. Y esa es la prueba que la defensa estaría tratando de invalidar, según lo explicado por la querella. “Acusa al fiscal de haber falsificado un documento público. Todo esto delante de la jueza (Susana Luna) con la cual habíamos hecho el acuerdo. Era evidente que no querían escuchar al menor. Además, no es solamente la cámara gesell sino todos los peritos que hicieron la periódica de esa cámara”, añadió la abogada.

La cámara gesell es la forma que tiene la Justicia para que un menor declare. Es una prueba fundamental

“Para nosotros fue la gota que rebalsó el vaso. El día que declaró María Fernanda (la mamá de la víctima), soportó un avasallamiento absoluto de todos sus derechos. La vemos muy angustiada, nerviosa, temblando… Los asesores técnicos, que son una psicóloga, un psiquiatra y un médico forense, nos decían que claramente no estaba en condiciones”, explicó Walker.

No obstante, Risso Patrón dijo que “por suerte tenemos un sistema donde está todo registrado, el juicio es público y lo podemos demostrar, está todo grabado y no pueden decir que estoy mintiendo. Por la cara de los acusados, para ellos era un trámite, estaban seguros de que esto salía bien; estaba todo direccionado, no sé cuál ha sido la estrategia”.

Finalmente, la abogada indicó que la defensa solicitó que las grabaciones de la cámara gesell (la declaración del menor) sea peritada por el cuerpo de psicólogos de la Corte Suprema de Justicia. “La jueza, a pesar de ese pedido fue rechazado dos veces y confirmado por la Cámara, lo admite y le da 15 días para producirlo. Eso es imposible, son pericias que demoran hasta años. Es claro que la intención de la defensa, que de admitirse esa prueba se iba a plantear la nulidad de la sentencia“, concluyó.

Risso Patrón agradeció poder hablar sobre el caso en un medio de comunicación de la ciudad. “Aca en Esperanza es el único medio que ha abierto las puertas para que podamos dar una explicación necesaria”, aseguró.

2 comentarios sobre “Juicio por el caso Baraldo: “Era evidente que no querían escuchar al menor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *