El juicio por el caso Baraldo quedaría sin jueces

El juicio por el caso Baraldo quedaría sin jueces. Tras ser recusados por la querella, dos de ellos solicitaron apartarse del juicio. Se trata de un caso de abuso sexual de un niño, por el cual deben ser juzgados sus abuelos maternos y un tío.

El juicio por el resonante caso Baraldo está virtualmente paralizado. Esto es así porque el abogado de la familia del nene recusó primero a la presidenta del Tribunal, Susana Luna, y luego a los otros dos integrantes del mismo Jorge Pegassano y Luis Octavio Silva, por “imparcialidad”.

Pegassano y Silva, rechazaron la recusación planteada por la querella y se inhibieron de seguir actuando. Además, pidieron ser apartados de la causa.

El juicio comenzó el 25 de octubre. Los inconvenientes comenzaron en la cuarta audiencia, cuando el abogado de la familia de la víctima presentó una solicitud de recusación contra la presidenta del tribunal, por “parcialidad” durante el proceso en favor de los acusados.

A raíz de ello, la querella no pudo hacer la presentación de los resultados de la cámara Gesell realizada al niño. Tampoco pudieron declarar como testigos los profesionales que entrevistaron a la víctima. Sobre esta situación, Carolina Walker, abogada del equipo de querellantes, dijo que formalmente aún no fueron notificados de la solicitud de los jueces, pero que están enterados de la decisión que también tomaría la presidenta del Tribunal, Susana Luna.

Los tres se inhibirían de intervenir en este juicio“, dijo Walker y opinó que “es sumamente extraño que un juez, en este caso la doctora Luna, actúe de un modo tan parcial en un juicio donde hay un menor involucrado por un abuso sexual”.

“Nos llama la atención porque hay muchas pruebas que son concluyentes en cuanto a la existencia concreta de ese abuso. No nos quedó otra opción que recusarla porque era absolutamente alevoso y evidente el grado de parcialidad que existía”, remarcó la abogada de la madre del menor.

De confirmarse el apartamiento de los jueces hay que iniciar un nuevo juicio con otro tribunal: “Habría que nombrar tres nuevos jueces y fijar una nueva fecha de juicio“, concluyó Walker.

El caso

En el 2014, la madre de un niño denunció en Esperanza a su propio padre, Víctor Hugo Baraldo, como el autor de abusos sexuales reiterados en perjuicio de su nieto. A partir de allí se inició una serie de pasos legales que incluyeron que el niño declare en cámara Gesell, donde ratificó que su abuelo lo abusaba.

Seguidamente, se ordenó la detención de Baraldo y posteriormente, la de su mujer, Nidia Noemí Morandini –abuela del pequeño– por haber participado de los aberrantes hechos. Un año después, los investigadores del caso, Omar De Pedro y Daniel Filipi, pidieron la detención del tío de la joven víctima, Juan Pablo Baraldo.

Los tres permanecieron detenidos con prisión preventiva a la espera del juicio, que comenzó el pasado 25 de octubre.

Fuente: LT 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *