Marcha por seguridad: “La intendenta por lo menos dio la cara y vio la gente que había”

Así lo definió un vecino de la ciudad, visiblemente afectado por la situación que se vivió en la puerta de la Comisaría Primera, donde muchos reclamaban la presencia de la Jefa de la Unidad Regional XI.

Este viernes 10 de marzo, cientos de vecinos autoconvocados a través de las redes sociales marcharon hacia el Municipio y luego a Comisaría Primera, para reclamar más seguridad en la ciudad.

Luego de entregar el petitorio firmado por todos a la intendenta Ana Meiners, su gabinete y los concejales de la ciudad, la multitud se dirigió a la Comisaría Primera, donde la jefa Stella Maris Núñez esperaba en su despacho. Una vez allí, Liliana Bonfanti, organizadora de la marcha, ingresó a entregar el petitorio correspondiente.

Afuera, la multitud esperaba que, al igual que hicieron las autoridades civiles, la Jefa de la UR XI saliera a dialogar a recibir a los vecinos. Sin embargo, esto no ocurrió y los ánimos se caldearon en esos minutos finales de la movilización.

Al salir, Liliana explicó que “la señora (Núñez), por los problemas que hay dentro de la Jefatura no tiene la jerarquía para salir a hablar” y señaló que era una decisión de la fiscal María Laura Urquiza, a cargo de la causa que involucra a un grupo de policías de nuestra ciudad en delitos vinculados a la corrupción policial.

Pero la explicación no fue suficiente para algunos vecinos, visiblemente afectados por la situación. Uno de ellos, víctima de un robo a su vivienda, exigía que la Jefa de la Unidad saliera a explicar “qué es lo que está pasando, qué está haciendo para mejorar esto. Para solucionar el problema no tiene que quedar ni un solo policía de los que están. No estoy conforme porque tiene que dar la cara, tiene que explicar qué es lo que está pasando“.

Va a hacer dos años que entraron a mi casa y la desvalijaron, todavía estoy esperando que me digan qué es lo que está pasando con la investigación, apuntó

El hombre destacó que “la intendenta por lo menos dio la cara y vio la gente que había. Es una vergüenza lo que está pasando. Yo tengo 67 años y tengo que seguir trabajando y  todavía no puedo recuperar lo que me robaron hace dos años. El daño moral que te hacen es mucho más grande que lo que te roban materialmente”, aseguró.

Otro vecino compartió la opinión. “Me parece que la jefa tendría que haber dado la cara, pero eso lo manejan ellos. Hace dos meses que asumió y por lo que ve ha hecho una cosa importante que es limpiar la parte de investigaciones. Quiero entender que fue por ella todo esto, que siga”.

“Si no da la cara no importa, pero que siga trabajando como tiene que trabajar. El 26 de noviembre salimos a comer un sábado y me rompieron el portón de enfrente, entraron y me sacaron dinero, zapatillas, celulares. Fue la policía muy rápido, todo muy bien, pero la gente de investigaciones que atendió el caso, el señor que estuvo en mi casa está detenido y los otros dos también. ¿Qué puedo llegar a pensar?”, añadió.

Denuncias anónimas y promesas

Stella Maris Núñez aseguró al grupo de vecinos que ingresó a entregar el petitorio que “están por mandar más patrulleros, más gente. La jefa dice que cualquier vecino puede poner datos dentro de un sobre y será enviado directamente a la fiscalía. En una semana y media ya tendríamos los resultados”, explicó una de las vecinas al retirarse de la Comisaría.

“Esperamos para ver si realmente se cumple lo prometido: más patrullajes en los barrios, catorce patrulleros más, más efectivos, más vigilancia”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *