El pequeño Máximo, que sufre una afección cardiaca, necesita su habitación terminada

Máximo, que sufre una afección cardiaca, necesita su habitación terminada. A su corta edad, el pequeño ya superó varias operaciones. Su mamá agradece la ayuda recibida y solicita una mano para terminar la habitación que él requiere.

Paulina Walter es la mamá de Máximo, que a su corta edad sufre problemas cardiacos. La mujer agradeció toda la ayuda recibida por parte del Municipio, pero explica que necesita un último empujón para poder solventar los altos costos de la habitación que están construyendo para el pequeño.

“Desde la parte social de la Municipalidad me dijeron que no van a poder ayudarme con el machimbre, la cerámica, ni la pintura. Nosotros ya estamos pensando en la posibilidad de un crédito para poder sacar parte del material, pero es una pieza de siete por siete metros y tiene un costo importante”, indicó Paulina.

Por eso, señaló que pensó en solicitar ayuda a “algún concejal o senador, que nos dé una mano”. Y explicó que “se malinterpreta la situación, como que uno quiere todo de arriba, pero es un derecho para un persona discapacitada contar con una pieza. Yo en este momento no puedo afrontar un gasto tan grande. Agradezco todo lo que ha hecho y lo que va a hacer la Municipalidad, pero necesitamos alguien que nos dé una mano con los cerámicos, porque él necesita la pieza bien instalada, la pintura tiene que ser antihongos y necesita el cielo raso”.

“Yo apuntaba a los legisladores para que nos den una mano, en lo que ellos puedan y se nos achiquen los gastos que nosotros tenemos, a parte de otros gastos. Él necesita todas sus cosas y hay que comprar mucho. Lo que queremos es que antes de fin de año, él tenga su pieza porque tiene que empezar hacer ejercicios, tiene que gatear y hacer la vida de una criatura común y en la casa nuestra no lo puede hacer“, agregó.

Finalmente, Paulina aclaró “la gente cree que yo no trabajo; el que me conoce sabe que laburé toda la vida, he trabajado en la leña, cortando pasto, juntando cartón… Yo nunca tuve problema, hice de todo. Si mi hijo estuviera en condiciones y tuviera el alta médica, yo ya estaría trabajando. Con estos fríos, si él agarra una neumonía termina en terapia”.

“Yo no quiero que la gente malinterprete; no es comodidad, yo lo hago por él, entonces el día de mañana va a tener su alta y yo voy a tener la posibilidad de salir a trabajar”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *