Gabriel, el menor accidentado frente al cine, ya está en su casa

El menor accidentado frente al cine, ya está en su casa. Sufrió un incidente vial en Ruta 70 hace más de un mes y ahora fue dado de alta. Él y su mamá charlaron con Infoteve

Liliana Cempellin es la mamá de Gabriel Erni, el menor de 11 años que el pasado 18 de mayo sufrió un impactante accidente vial en Ruta 70, cuando un automóvil lo chocó. Tras una larga internación en el Hospital de Niños Orlando Alassia, el pequeño fue dado de alta y disfruta de su familia y sus amigos en su hogar.

Leer más: Grave accidente: Automóvil chocó a un menor de edad

“Ya hace una semana que estamos en casa, gracias a Dios Gabriel siempre evolucionó bien. Su accidente fue el 18 de mayo, estuvo unos días en terapia con respirador, al quinto día se lo pudieron sacar y después ya lo pasaron a salita común.  Estamos de vuelta en casa”, celebró Liliana.

Explicó que, afortunadamente, Gabi “nunca tuvo complicaciones. Ahora ya está sin medicación. Es un chico fuerte y siempre activo, él quería salir adelante a toda costa”.

“Fue un verdadero milagro gracias al virgencita de Santa Rita que me trajeron y a las cadenas de oraciones que hicieron vecinos, amigos, compañeros… Se sintió mucho, eso me ayudó a darle fuerzas a Gabi y que él saliera adelante”, destacó Lili.

Confío que, a pesar del doloroso momento que les tocó vivir y del miedo que sintió la familia, “nunca bajamos los brazos. Siempre tuve mucha fe y mucha esperanza, se la transmitía a Gabriel. La gente me ayudó mucho, mi familia y más mi mamá que tuvo la desgracia de ver lo que pasó; pero ya estamos en casa”.

La mujer también detalló que el equipo de médicos que atendió al niño, entre los que se cuentan traumatólogos, neurólogos y fisiatras, le dieron el “ok” para volver a casa. Además, destacó que “en el Hospital Alassia la atención fue excelente, hay que sacarse el sombrero”.

Gabi, por su parte, recibe la visita diaria de amiguitos y vecinos. Nos contó que está contento y tranquilo de estar de vuelta en casa, y que extrañó a sus mascotas, “los helados”, y la escuela.  También agradeció a sus amigos Ema, Nico, Genaro, Cora y Nacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *