Motos robadas en la ciudad: “Nadie se hace cargo, es como que a nadie le importa”

Así lo aseguró María Isabel Moos, propietaria de una de las motos robadas en la ciudad. Asegura que no quiere resignarse a que los esperancinos vivamos cuidándonos de los delincuentes.

Los primeros días de febrero, la vecina sufrió el robo de su moto, que se encontraba estacionada en la vía pública. Casi 15 días después, no tiene ninguna novedad al respecto. “Mientras más tiempo pasa más perdés las esperanza. Uno espera que el accionar sea mucho más rápido. Todo el mundo te dice ‘yo sé dónde la tienen‘, ‘yo sé quién las tiene‘, ‘yo sé quienes roban motos acá‘… es extraño y también que sigan ocurriendo hechos de esta índole”, aseguró.

La mujer dijo que desde el robo no ha tenido ningún dato preciso sobre su vehículo. “Me llama la atención que no es solamente la mía, hay un montón de motos secuestradas”, señaló con enfado.

Leer más >> Robos en Esperanza: “Nadie se compromete, estamos a la vera de Dios”

Moos también dijo que le llama la atención “la cantidad de motos robadas”, y que pareciera que este dato pasa inadvertido para las autoridades. “Quiero creer que todas las personas que trabajan en la parte pública hacen las cosas como corresponde. No puedo creer que hoy con un número de patente no puedas ingresar al registro del automotor y te salga el número de chasis y de motor, donde vos des aviso y todos los policías estén atento en peajes y demás”.

La vecina también denunció que en la ciudad circula una “gran cantidad de motos sin patente. Creo que todas las personas que tenemos un vehículo, que pagamos seguro, patente, carnet que tenemos todo en regla como tiene que ser, ver a un montón de gente en esta situación te hace un poco de ruido”.

“Siento indignación, desolación, bronca,… uno ya no se siente seguro. Nosotros nos tenemos que defender de los malos”.

“Nadie se hace cargo, es como que a nadie le importa. No escuchas ninguna voz oficial hablando del tema y es algo que cada vez es mayor. Si no nos cuidamos entre nosotros, nadie nos va a cuidar”, denunció.

Finalmente, Moos pidió que no nos resignemos a vivir en una ciudad insegura. “Tenemos que volver a tener la ciudad que teníamos, poder vivir libremente, tener una puerta abierta, sin tener que estar desconfiando en las personas que pasan”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *