Por qué se labraron multas por exceso de velocidad antes del 9 de marzo y que se debe hacer

Multas por exceso de velocidad antes del 9 de marzo. El Secretario de Gobierno de la Municipalidad explica por qué se labraron las infracciones y qué es lo que deben realizar los automovilistas que las recibieron

El secretario de Gobierno, Alfonso Gómez señaló que “ningún vecino de Esperanza ha recibido notificaciones con actas labradas con fecha anterior a los primeros días de marzo”. En cambio, confirmó que no sucede lo mismo con personas de otras localidades, que sí pueden haber recibido notificaciones con fecha de “hasta 60 días antes de esa fecha”.

De haber recibido una notificación, los conductores “pueden hacer un descargo que es lo que estamos contemplando. Estas infracciones sirven para generar los antecedentes porque han pasado a una velocidad mayor que la que está permitida“, aseguró Gómez.

El funcionario explicó que “se contempla que durante los 60 días anteriores a marzo, estábamos en pleno proceso de concientización para que la gente tome conocimiento de la situación”. Por eso, quienes hayan recibido notificaciones deben “acercarse hasta el juzgado de faltas y le van a dar las instrucciones precisas sobre cómo proceder con las notificaciones labradas hasta esa fecha. Desde esa fecha en adelante ya el radar estaba en total funcionamiento, así que son plenamente aplicables”, aclaró.

Cabe la posibilidad de que se desestimen las multas. Hay que analizar los casos, las fechas, pero es para ese periodo en concreto que usamos de información

Cartelería

El equipo de Play Televisión consultó sobre la posibilidad de colocar más cartelería en la zona de radares. “Nosotros respetamos lo que nos establecieron como requisitos y exigencias para la habilitación de radares. Uno de los puntos era la cartelería. Uno a veces cree que el sentido común está por encima de lo que establecen las normas, pero hay que ser respetuoso de esos criterios porque están estudiados. Todo lo que hicimos y lo que está puesto responde a esas normas y criterios”.

“Nos sujetamos a eso porque sino todos opinamos, todos tenemos visiones de lo que se debería hacer pero a veces lo hacemos por lo que uno cree y considera y a veces no es lo que establecen las normas”, agregó el secretario.

Estamos hablando de imprudencia y de exceso de velocidad donde no debería existir, para eso están los radares

Gómez señaló que “lo que está fallando es la velocidad. Se circula a una velocidad mayor. Estamos hablando de imprudencia y de exceso de velocidad donde no debería existir, para eso están los radares, para tratar de mitigar ese efecto y que en zonas donde vive gente y hay una circulación importante de los ciudadanos, los conductores tiendan a disminuir la velocidad. Ojalá tuviéramos cero infracciones porque todo el mundo lo respeta y es a lo que aspiramos y lo que vamos a tratar de lograr”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *