Multitudinaria protesta de Bomberos Voluntarios en el Congreso

Multitudinaria protesta de Bomberos Voluntarios en el Congreso. Participaron unos 1.500 efectivos. Al mismo tiempo, en los cuarteles de todo el país sonaron las sirenas.

“La Argentina puede quedarse sin bomberos voluntarios”. Con esa consigna, este jueves, unos 1.500 bomberos voluntarios abrazaron en forma simbólica el edificio del Congreso. Luego hicieron un toque de sirenas, como protesta por la “alarmante situación” que atraviesan y que, según ellos, podría determinar el fin de su actividad.

“La grave situación de desfinanciamiento por la que está atravesando el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios pone en peligro la vida de nuestros bomberos y la prestación del servicio público que brindan”, señaló en un comunicado el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina (CFBVRA).

Cómo se financian

El financiamiento de los bomberos voluntarios se hace a través de las aseguradoras. La Ley Nacional 25.054 estipula que ellas están a cargo del subsidio. Con lo que ganan por las ventas de todos los seguros (excepto los del ramo vida), hacen un aporte obligatorio del cinco por mil (5‰). Esos montos son recaudados por la Superintendencia de Seguros de la Nación y luego se distribuyen en proporción en cada una de las delegaciones de bomberos del país.

Uno de los pedidos de los bomberos es, justamente, que no se modifique esta “Ley del Bombero Voluntario”, que fue sancionada por unanimidad en 2014. Los manifestantes aseguran que esto desencadenaría una crisis en el funcionamiento de los cuarteles, ya que los fondos se desviarían a una secretaría de gobierno en lugar de utilizarse en el equipamiento, funcionamiento y capacitación de los bomberos voluntarios.

Qué reclaman

En concreto, reclaman el pago de los $ 147.396.108 correspondientes al excedente de recaudación del Ejercicio Presupuestario 2017. También, la incorporación al Ejercicio Presupuestario 2018 de los $614.327.240 que no fueron contemplados en la partida original.

“Son casi 800 millones de pesos que ingresaron al Ministerio de Finanzas y que no están cumpliendo con lo que establece la Ley Nacional de Bomberos Voluntarios. Son fondos específicos, distribuidos en todos los cuarteles de la Argentina. No pueden apropiarse (de ellos), porque la ley lo establece así. No somos gasto público, no podemos tener recorte presupuestario”, dice Carlos Alfonso, presidente del CFBVRA, en diálogo con Clarín.

“Si el dinero no entra, significa menos capacitación permanente de los bomberos, menos equipamiento para la protección personal, menos equipamiento para los cuarteles. Y se afecta a los gastos de funcionamiento de la institución, como combustible, repuestos para las autobombas y para los equipamientos”, ejemplifica Alfonso.

Cómo funciona el sistema

En Argentina hay más de 43 mil bomberos voluntarios. Todos están profesionalizados porque se capacitan desde que ingresan en el cuartel hasta que se retiran. Ellos se desempeñan en más de mil cuarteles distribuidos en las provincias.

Además de ellos, existen en el país bomberos de las fuerzas de seguridad, que son miembros de la Policía, de la Prefectura o de la Fuerza Aérea. “Son muchos menos y solo están en las grandes ciudades. Nosotros estamos en todo el país, cubriendo el 80 % del territorio nacional. Hay localidades y pueblos, dentro del interior, que no tienen fuerzas de seguridad. Son los bomberos voluntarios los que están cubriendo esas necesidades”, dicen los voceros del CFBVRA.

Toda su actividad es “ad honorem”. No cobran por lo que hacen, así que deben trabajar de otra cosa para tener un ingreso. “Pero ser voluntario no significa que no estamos obligados a cumplir. La ley establece que tenemos que cumplir servicios públicos. No cobramos sueldos, pero estamos muy seguros de nuestra profunda vocación de atender las emergencias”, concluye Alfonso.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *