En Esperanza no crece el empleo, pero “estamos lejos de lo que fue el año 2001”

Desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia revelan que en Esperanza no crece el empleo, aunque tampoco se registraron despidos masivos en ciudad. Hubo reducciones de horas y algunos despidos, pero los empresarios esperan que la situación mejore.

Fabián Borgna, Jefe de Departamento de la Delegación Esperanza, explicó que a pesar de la crisis que atraviesan algunas empresas de la zona, en la ciudad el grueso de los empleos se sostienen. “Las empresas grandes hoy están bien, hemos hecho una consulta y se encuentran bien”, comenzó.

“Gracias a Dios no se han llevado a cabo procedimientos preventivos de crisis. Para nosotros es una tranquilidad porque da la pauta de que estamos lejos de lo que fue el año 2001.

El funcionario explicó de qué se trata el procedimiento preventivo de crisis: “Lo exige el Ministerio antes de que la empresa tome algunas medidas, llámese reducción de jornada laboral o despido de personal. La empresa tiene que presentar cierta documentación, se evalúa tres años hacia atrás si la empresa anduvo mal. Hasta el momento no hemos tenido más que un par de consultas”.

Y luego reiteró que “Esperanza está tranquilo. Hice una consulta con varias empresas grandes de acá, si bien algunas están complicadas, están esperando que octubre les depare un mejor panorama en lo que es la parte de ventas o puedan asegurar lo que ya tienen previsto. No contemplan despidos, van a tratar de no pasar lo que pasaron años atrás”, reiteró.

Borgna también confirmó que hubo “reducción de jornada. Hace un par de meses tuvimos algunas presentaciones de comercios chicos donde han reducido a media jornada, los trabajadores han dado conformidad. No eran más de 20 o 30 trabajadores”.

Y agregó que según las consultas que hizo con empresas grandes de la región, “están tranqui, no están excelentemente pero tratan de que octubre y noviembre sea el puntapié para ellos. Son diez o doce empresas grandes que consultamos; ellos nos dan la pauta de que gracias a Dios no tuvieron que tomar las medidas de 2001, aunque les ha costado los últimos tres o cuatro meses. Están viendo que se intenta reactivar, que hay posibles ventas, más gente que pregunta, entonces para ellos es una aliciente”, aseguró.

Finalmente, admitió que “hoy, tomar personal es difícil”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *