No dejaron que Gendarmería se lleve a Pancho, un carpincho que vive en un barrio santafesino

No dejaron que Gendarmería se lleve a Pancho, un carpincho que vive en un barrio santafesino. El animal vive hace 5 años en el seno de una familia. Este viernes Gendarmería Nacional llegó a buscarlo. La gente salió a la calle y los gendarmes debieron retirarse del lugar.

Esta mañana, en la esquina santafesina de Estrada y Risso, los vecinos resistieron el traslado de Pancho, un carpincho que deambula por el barrio y que una familia tiene de mascota. Personal de Gendarmería llegó con intenciones de trasladar al animal a la Granja La Esmeralda pero tuvo que desistir de la medida.

Los vecinos realizaron una denuncia anónima, donde indicaban que una familia tenía de mascota en una vivienda a Pancho, como lo llaman. Dos móviles de esa fuerza llegaron al lugar y procedieron a incautar al animal salvaje para llevarlo a la Granja La Esmeralda, pero los vecinos se resistieron y tuvieron que desistir del intento ante gritos, forcejeos y corridas.

La familia sostuvo que el animal, que deambula por la calle, iba a sufrir, “se va a morir y no va a tener la misma vida que tiene ahora”. Finalmente, el dueño del animal se negó a que se lo lleven y dejó sus datos a la policía, con la condición de hacerse responsable del cuidado de Pancho.

“Fíjense qué quieren hacer porque no vaya a ser que después vengan y me quieran llevar preso”, dijo el hombre a la vez que agradeció a los vecinos que lo apoyaron.

“El carpincho es del barrio, es de todos y todos lo cuidamos”, señaló. Los vecinos aplaudieron la decisión y sostuvieron que la policía, en vez de llevarse al animal, tendría que atrapar a los ladrones

El dueño de casa contó entre lágrimas que Pancho vive con ellos desde que, hace 5 años, alguien se lo regaló en la isla. Pancho es la mascota de la familia y el amigo de los vecinos: sale a pasear, mira televisión junto a los habitantes de la zona, toma sol en la vereda, come pasto y se echa cuando lo acarician

No obstante, recordamos que los carpinchos no son mascotas sino fauna silvestre. El mascotismo es brutal para los animales silvestres y una de las principales causas de disminución de las comunidades naturales

Fuente e imágenes: Aire de Santa Fe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *