Una nueva pericia indicó que Agustina no se contactó con Trionfini

Una nueva pericia indicó que Agustina no se contactó con Trionfini. Los investigadores descartaron que la joven se haya comunicado por teléfono con el único sospechoso del femicidio

A una semana del femicidio de Agustina Imvinkelried ocurrido el pasado domingo 13 de enero, nuevos peritajes permitieron establecer que la adolescente de 17 años no mantuvo ningún tipo de contacto telefónico con el principal sospechoso del caso -y suicidado- Pablo Trionfini. Así lo dio a conocer el sitio web de Diario Uno Santa Fe.

Fuentes del caso habrían indicado que del primer peritaje llevado a cabo al teléfono de Trionfini, el cual fue secuestrado de su casa, se determinó que el hombre de 39 años usó datos móviles varias horas antes a las 6:00 de la mañana como así también llamadas.

Por su parte, el teléfono de Agustina, el cual todavía no logró ser localizado, sí activó los datos móviles. Así lo evidencia el video del boliche donde mostró a la joven salir del local bailable y dirigirse hacia un carribar, donde se la ve con el celular para después caminar hacia la ruta provincial Nº 6.

Por estas horas, resta realizar un nuevo peritaje del contenido del teléfono que era propiedad de Trionfini y en el cual los pesquisas podrían determinar si el empleado municipal espiaba, a través de redes sociales, a Agustina o quizás si mantuvo algún tipo de contacto con otras personas tras el brutal episodio. Dicho peritaje comenzó a realizarse el pasado viernes y del mismo todavía no trascendieron los resultados.

Prueba negativa

En cuanto a otros aspectos de la investigación, los peritos no encontraron resultados positivos en torno a la “prueba de luminol” llevada a cabo en el automóvil Ranault 21, que era propiedad de Trionfini y que fue visto tanto en la zona de Teos como así también en el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Agustina.

En ese peritaje los investigadores trataron de determinar si existían manchas de sangre pero el resultado dio negativo. En efecto, cobró fuerza la hipótesis de que Agustina estuvo dentro del auto pero que el femicidio fue cometido fuera del coche. “Se supone que estuvo ahí pero que no pasó nada de violencia que haya dejado rastros en el auto”, indicó una alta fuente del caso.

En esa misma línea, la investigación pudo detectar que Agustina fue arrastrada, una vez fallecida, hasta el lugar donde fue encontrada ya que según reveló la autopsia, el cuerpo presentaba lastimadoras y raspaduras de “la flora del lugar”. A su vez se estableció que Agustina opuso una férrea resistencia al abuso sexual que intentó cometer el femicida y el mismo no logró consumarse.

Sin prófugos

El último dato que surgió de la investigación fue que para la Fiscalía quedó descartado que del ataque a la adolescente hayan participado más personas. Si bien esa hipótesis se barajó apenas se conoció la triste noticia, los datos recolectados a lo largo de la semana pasada permitieron determinar que todos los caminos condujeron a Trionfini como el autor del hecho.

Eso lo evidenció el registro fílmico de la estación de servicio Shell, ubicada sobre la ruta provincial 6 que permitió reconocer a Agustina cuando la misma mantuvo un diálogo con el principal sospechoso.

En tanto, el testimonio de un vecino de la zona indicó a los investigadores que vio un automóvil con las puertas abiertas, con características similares al de Trionfini, en la misma zona donde un día después fue hallado el cuerpo de Agustina por personal de Bomberos Voluntarios en el marco de una serie de rastrillajes. Dicho lugar se encuentra ubicado en calle España entre América y la ruta 6.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *