Los Pumas rescataron a un nene de 3 años perdido en el Cululú

Los Pumas rescataron a un nene de 3 años perdido en inmediaciones del arroyo Cululú. Su inmediata intervención permitió hallarlo antes de que entrara en una zona de monte tupido. Temían por su seguridad dada la presencia de serpientes y animales predadores en la zona.

Este viernes, antes de las 19 y cuando ya comenzaba a caer la noche, dos suboficiales de la Sección nº 11 con asiento en Esperanza, de la Guardia Rural Los Pumas, lograron hallar sano y salvo a un chiquito de tres años, Nicolás Esteban Imfeld, que se había perdido de la custodia de sus familiares.

El miedo nuestro es que, como hacía calor, podía haber víboras yarará. También teníamos información de que andaba una pareja de predadores con tres cachorros y no hay alimento para ellos. Por eso queríamos encontrarlo lo más rápido posible

El nene caminaba en el borde del arroyo Cululú y ya había comenzado a ingresar al monte tupido que hay en la zona cuando fue divisado por los policías, que se aproximaron a él, lo contuvieron, hasta que finalmente uno de los suboficiales lo alzó y lo llevó junto a su madre después de caminar durante varios kilómetros.

Todo empezó el pasado viernes, después de las 17:00 horas, cuando una mujer que viajó con su familia a pasar una jornada de pesca a orillas del arroyo Cululú, cayó en la cuenta de que su pequeño hijo de tres años no estaba. Ella le dijo a sus familiares sobre la desaparición súbita del menor y posteriormente comenzaron a buscarlo con desesperación. El suboficial del Cuerpos de Bomberos Zapadores, César Daniel Josviak, que pescaba en el lugar, contextualizó la situación a los familiares y los hizo entender que sólo faltaban dos horas para que cayera la noche, y por eso denunciaron el caso a la central de emergencias 911.

Se dio alerta a todas las dependencias policiales de la zona de Cululú y a los policías que estaban de guardia en el Destacamento N° 11 de la Guardia Rural Los Pumas. En ese marco, dos suboficiales, Gustavo Alfredo Barufatto y Claudio Daniel Ponce, comprendieron la gravedad del caso y salieron en uno de los patrulleros con destino al arroyo Cululú, adonde rápidamente entrevistaron a la madre del nene perdido.

Comenzaron a caminar por la orilla del arroyo Cululú durante varios kilómetros. Así fue como antes de las 19:00 horas, y cuando comenzaba a caer al noche, en el ingreso a una zona de monte, divisaron la presencia del niño, al que comenzaron a hablarle y a decirle que ellos eran policías, que lo cuidarían y que lo llevarían nuevamente con su mamá.

Ponce y Barufatto relataron todo los sucedido a PLAY TELEVISIÓN. “Empezamos a buscar desesperadamente a la criatura que se perdió; dimos aviso al 911 y pedimos colaboración a otros móviles y solicitamos la presencia de Bomberos Voluntarios de Esperanza. Caminamos unos 10 kilometros y mi compañeros se volvió a buscar el móvil y a solicitar caballos en una estancia que se llama Los Cuatro Soles para poder entrar y el móvil para poder llamarlo con los parlantes”, detalló Barufatto.

“En ese momento se acerca una persona en moto que había recorrido la zona, y le pido que me acerque en la moto al lugar que se llama La Boca. En ese lugar me bajo y recorro la ribera. Ahí encuentro la remera del nene y el gorrito. En ese momento trato de subir a la costa junto con el muchacho y lo dividimos a unos 500 metros; le pido que avance con la moto y lo busque porque el nene estaba entrando en una parte de monte tupido y ahí ya no lo íbamos a poder encontrar. El caballo no entra en el monte porque es bajo son todos chañares y a pedestre no íbamos a cubrir mucho. El bombero había solicitado al grupo de Santa Fe que alisten el grupo de emergencia de rescate y el helicóptero ya que la luz natural ya era muy poca”, explicó.

“Gracias a Dios lo encontramos. El nene pedía agua y a nosotros nos parecía que necesitaba atención médica. Lo trasladamos en el móvil al Samco local, donde fue atendido”. Mirá la nota completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *