Robaron departamentos mientras los propietarios dormían

Robaron departamentos mientras los propietarios dormían. Ocurrió en la madrugada del domingo, en un complejo de viviendas céntrico. Una de las víctimas cuenta lo sucedido

Entre las 3:00 y las 5:00 horas del domingo, autores ignorados ingresaron a un complejo de departamento ubicado en calle Aarón Castellano al 1200. No se sabe si saltaron el portón de ingreso, o el mismo estaba abierto, pero ingresaron a viviendas por las ventanas. Se llevaron dinero y objetos personales. En uno de los departamentos había una pareja durmiendo que no escuchó el accionar de los delincuentes.

“Lamentablemente pasó que entraron. Nosotros estábamos durmiendo, no escuchamos nada porque estábamos encerrados en al habitación con el aire acondicionado. Cuando nos levantamos vimos que la cortina de la ventana estaba corrida y empezamos a revisar. Faltaban la billetera de mi novia y la mía”, detalló una de las víctimas.

Además, contó que los delincuentes también “se llevaron un parlante chiquito portátil”. “Fue raro que no llevaron las notebook y esas cosas; a los vecinos les pasó lo mismo, solamente se llevaron plata. A vecino de abajo le robaron más plata y la otra vecina estaba de vacaciones así que tampoco pudieron sacarle mucho”.

Anoche después que pasó todo, volver a pasar la noche fue la parte más fea. Uno se siente totalmente inseguro en su hogar

Según contó, los ladrones ingresaron a todos los departamentos a través de la ventana de la cocina. No debieron forzarlas, ya que ninguna estaba trabada. “Nos confiamos, no la trabamos, por la tranquilidad con la que estábamos viviendo”, lamentó.

“Es raro, pensábamos que estábamos seguros por el portón y porque es tranquilo, pero parece que no. Ahora la ventana hay que ponerle rejas sí o sí. El peor momento fue anoche, el después, porque en ese momento no nos enteramos. Gracias a Dios porque estaba con mi hijo. Anoche después que pasó todo, volver a pasar la noche fue la parte más fea. Uno se siente totalmente inseguro en su hogar donde debe estar tranquilo. Ahora uno piensa en poner rejas y ver qué hacer para que no pase otra vez”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *