Inseguridad sin fin: Hace semanas robaron en su casa y ayer quisieron volver a entrar

Robaron en su casa y ayer quisieron volver a entrar. Durante los primeros días del mes, delincuentes ingresaron a robar a su vivienda. Este miércoles, volvió a sufrir un hecho de inseguridad. Escuchá el relato de un vecino indignado, que cuenta cómo un sujeto encapuchado que se movilizaba en moto intentó abrir el frente de su casa. El hecho se frustró ya que su hijo se encontraba en el lugar

Leer más: Otro robo en la ciudad: Se llevaron herramientas, calzado y cajas de pesca

Hace sólo semanas, Antonio Marcuzzi nos relató cómo delincuentes habían ingresado a su propiedad durante la noche y robado herramientas, calzado y objetos de pesca. Esta vez, nos contó que volvió a sufrir un hecho de inseguridad, en momentos en que su hijo se encontraba solo en el hogar.

“Me quisieron entrar a robar otra vez. Estaba mi nene y quisieron abrir el portón, quisieron entrar por el frente. Gracias a Dios no pudieron, mi nene le pegó un grito y se alcanzó a ir el individuo. Estaba de gorrita, en una moto desarmada y con la cara tapada. Esto fue a las 10:30 de la mañana, aproximadamente”, detalló el vecino.

Indignado, señaló que le llama la atención que el intento de robo se produzca a plena luz del día y en una zona muy transitada. “No hay explicación, están robando a cualquier hora. No tienen más vergüenza de nada, rompen las rejas, quieren entrar por el frente de la casa”.

Marcuzzi indicó que tras el intento de robo, su hijo “quedó atónico, te queda una sensación fea. Es un nene de 13 años. Estaba solo proque mi señora justo había salido a hacer un mandando. Imaginate qué hubiese pasado si el delincuente hubiera entrado“.

Nadie ve nada

El vecino también señaló que es muy llamativo que nunca hay testigos de este tipo de hecho, aún cuando se comenten a plena luz del día. “Es como pasa en todos lados: nadie ve nada. Tengo SICA enfrente, es un lugar muy transitado, y nada ve nada.

“Desde el día que robaron pusimos más seguridad. Cuesta creer que no tienen verguenza, no les importa nada. Algún día va a pasar algo, si yo hubiese estado le doy, porque no puede ser que estén robando tus cosas, que te invadan de esa manera”, dijo.

Y aunque destacó la labor policial, aseguró que “nadie hace nada” ante la reiteración de hechos delictivos. “La policía los agarra y la jueza los libera, no importa nada. Lamentablemente hay que recurrir a otras cosas, tiene que ser un castigo severo. No puede ser que lo agarren y al otro día esté afuera si robó una computadora, dinero, relojes, celulares, un montón de cosas”.

No se puede así, ya es demasiado. Los chicos quedan asustados, que vengan a querer robar otra vez es una tomada de pelo. Es el colmo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *