Robaron, fueron perseguidos y se deshicieron del botín

Robaron, fueron perseguidos y se deshicieron del botín. Dos jóvenes robaron una despensa, se dieron a la fuga, fueron perseguidos por su víctima y terminaron deshaciéndose del botín.

Ocurrió durante el fin de semana en un comercio ubicado en Maipú y Avellaneda. Dos jóvenes, a quienes la dueña identificó como chicos “que no son del barrio”, robaron la caja registradora del local. Uno huyó en bicicleta y fue perseguido en auto por la mujer.

“Atendí a un chico que no es del barrio, de unos 20 años, que me pidió caramelos. Estuve más atenta porque en el barrio nos conocemos todos”, comenzó contando la mujer. “Después vinieron algunos clientes y por último llegó un chico que no era el mismo, pero tampoco era del barrio. Tuve mala espina y le avisé a mi marido; en ese momento él alcanza a sacarme la caja que estaba debajo de la balanza y se da la fuga en bicicleta”.

La mujer salió del comercio gritando y un vecino la escuchó. “Lo perseguimos en auto y lo interceptamos en calle 1º de Mayo, pero ya no tenía la caja. Le gritaba dónde estaba y el chico no contestaba. Lo seguimos hasta Avellaneda y Schneider, donde hay un negocio de comida”.

Ahí, la mujer pidió que llamaran a la policía. “Este chico se ve que estaba exhausto; se escondió detrás de un auto y ahí tiró el dinero. Llamaron al 911 y desde el servicio pidieron hablar conmigo. En ese momento se da la fuga. Antes se cruza y me dice ‘señora yo no le robé‘”.

Al menos, la vecina logró recuperar lo robado. “Los mismos clientes encontraron el dinero detrás de uno de los autos estacionados; estaban los bollitos de dinero, mucho no tenía. La caja también la recuperé”. En cuanto a los jóvenes, señaló que antes de ingresar de manera separada a su comercio, “estaban acá a la vuelta porque una clienta los vio, eran dos“.

“Siendo una hermosa ciudad, hay mucha inseguridad. No es cierto que no hay trabajo porque podés salir a vender lo que quieras que de hambre no te vas a morir. Son muchachotes, no son chicos o adolescentes. Hablamos de gente de entre 20 y 30 años. Que estén atentos los almaceneros que saquen la caja de la vista y el dinero grande! En realidad gran cosa no va na encontrar porque estamos sufriendo una situación difícil, pero comprar una caja es caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *