Robaron su casa mientras disfrutaba de la fiesta de Esperanza

Robaron su casa mientras disfrutaba de la fiesta de Esperanza. Otra familia de la ciudad se convirtió en víctima de la inseguridad. Los delincuentes rompieron aberturas y se llevaron dinero en efectivo.

Otra familia se convirtió en víctima de la inseguridad. Los delincuentes ingresaron a la vivienda mientras ellos disfrutaban de la segunda jornada de la 73° Fiesta Nacional de la Agricultura que se celebró este domingo, en Plaza San Martín.

La vivienda se encuentra ubicada en calle Brown al 900. Los ladrones que aprovecharon la ausencia de los moradores y tras romper aberturas, se llevaron dinero en efectivo. “Nos ausentamos a las 16:00 y volvimos alrededor de las 21:00 horas. Me encontré con todos los vidrios desparramados y cuando ingreso a la vivienda veo que estaba todo revuelto, roto. Fueron a los dormitorios, revolvieron todo y fueron directamente a los cajones; se llevaron el dinero que teníamos”, lamentó la vecina.

La mujer detalló que para ingresar a la casa, los ladrones forzaron una reja. “Le sacaron los bulones, rompieron la ventana e ingresaron por el gabinete, mi lugar de trabajo. Rompieron otra puerta con vidrio repartido y se cortaron porque estaba manchado de sangre. A lo único que fueron es a buscar dinero, porque había tablets y otras cosas de valor que no les interesó”.

“Uno no merece vivir así”

Una de las características más lamentables de muchos robos que se suceden en los últimos meses en la ciudad, es que las medidas de seguridad que toman los vecinos parecieran nunca alcanzar. Los delincuentes ingresan a las casas sin importar cuantas rejas, candados o alarmas tengan.

Es muy duro porque uno no merece vivir así, trabajamos todos los días, te pone mal

En esta ocasión, la vecina relató que la Policía les recomendó reforzar la seguridad de la vivienda con cámaras o sistema de alarma, un costo que no muchos pueden afrontar. “Todo implica un costo y uno vive trabajando nada más que para vivir el día a día. Esto te implica seguir trabajando para pagar cosas para estar más seguro. Yo considero que tiene que haber otra forma, no podemos vivir así”, lamentó.

“Antes no ocurría, uno vivía tranquilo, no estábamos acostumbrados a esto. Hace uno años nadie, ningún miembro de la familia tenía llave y ahora tenemos que acostumbrarnos a llevar una. Es muy duro porque uno no merece vivir así, trabajamos todos los días, te pone mal”, concluyó la vecina sin lograr contener la angustia por el mal momento vivido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *