Milagro de Navidad: Salvó a su sobrino de 18 meses con maniobras de RCP

Salvó a su sobrino de 18 meses con maniobras de RCP. El pequeño cayó dentro de un balde con agua, lo rescató su hermano y  su tío le salvó la vida. A muy pocos días de Navidad, un verdadero milagro en la ciudad

El Dr Héctor Soler, director del Samco Esperanza, explicó que un nenito de 18 meses fue encontrado inconsciente por la mamá, “el hermanito lo sacó del agua y no respondía. Gracias a Dios estaba cerca el tío y le puso practicar las maniobras de resucitación cardiopulmonar que fue lo que lo trajo de nuevo a este mundo”.

“El nene fue trasladado al centro de salud de La Orilla, donde le hicieron las primeras atenciones con oxígeno y control médico, y luego traslado al hospital, donde permanecía internado este jueves, con muy buena evolución, para ver si hay alguna complicación”, detalló.

Soler señaló que fue una cadena de circunstancias la que logró salvar la vida del pequeño. “Cada eslabón es importante, la mamá que lo vió, el hermano que lo sacó y el tío que fue fundamental que supiera hacer RCP, porque muchos se asustan”.

“Estamos muy contentos y felices de que la gente sepa hacer esto y con un final feliz, porque hemos tenidos casos anteriores y uno queda traumado con un nene que muere en una pileta o dentro de un tarro de agua”, añadió.

“Hay que dejar los tarros dados vuelta, son un gran peligro para los chiquitos que recién caminan. Se pueden caer de cabeza adentro y no pueden salir porque el peso del cuerpo no los deja salir. Son detalles mínimos que nos pueden costar un arrepentimiento de por vida”, dijo.

Hay que dejar los tarros dados vuelta, son un gran peligro para los chiquitos que recién caminan

Finalmente, recordó que “tenemos tristes antecedentes. Varios me tocó vivir como médico en la guardia y uno de eso no se olvida. Es muy triste actuar en esas situaciones. Por suerte en este caso el final fue feliz“.

Por su parte, Diego Pelúa aseguró que “cuando uno se pone como meta enseñar RCP básico es porque tiene la experiencia de que estas cosas pueden suceder. Estamos muy vulnerables. Con una capacitación de dos horas o menos, vos podés aprender estas maniobras que son vitales”.

“Un minuto perdido sin oxígeno implica una muerte celular importante de neuronas, que llegan dos, tres o cuatro minutos y eso es incompatible con una reversión. Tenemos una ciudad muy extensa y es muy difícil que una ambulancia llegue en ese tiempo, por eso un RCP básico le da la posibilidad de que circule sangre, el cerebro se oxigene y el paciente tenga mejor chance. Por eso es muy importante que la gente aprenda”, concluyó.

Es importante recordar que este tipo de cursos son siempre gratuitos y abiertos a toda la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *