Desde el Sanatorio Esperanza explican el cierre de la sala de diálisis

Desde el Sanatorio Esperanza explican el cierre de la sala de diálisis. El gerente de la institución habló sobre la complicada situación que atraviesan los efectores de salud

Mariano Monteferrario es el gerente del Sanatorio Esperanza y dialogó con Play Televisión sobre el cierre de la sala de diálisis que hay en nuestra ciudad. “El servicio pertenece a una empresa concesionada, no al sanatorio. Ellos alquilan un espacio físico y desarrollaron siempre el servicio de diálisis al lado del sanatorio. No tenemos un vínculo directo desde lo prestacional ni desde lo laboral sino que es un servicio terciarizado”

“Siempre soy muy respetuoso de las realidades de todos los pacientes; con seguridad, la situación de cada uno será analizada y tenida en cuenta. Sé que la situación es muy compleja para la región y para la ciudad”, indicó.

En cuanto a lo que sucederá con los pacientes que realizaban su tratamiento en esta sala, dijo que entiende “se podrán arbitrar algún mecanismo necesario para que estos pacientes queden cubiertos”.

Monteferrario también se refirió a la situación que atraviesan los efectores de salud. “El sector salud, como muchos otros, está sufriendo un ajuste donde la incidencia de los costos es mayor que los ingresos. Es una situación común que se da en muchos efectores. Nosotros estamos haciendo frente con los recursos que podemos y tenemos un ajustado plan de desarrollo del sanatorio y estamos próximos a una paritaria de sanidad que se cierra siempre en el mes de junio”.

“La situación es compleja, no somos ajenos al desarrollo económico ni a los ajustes que sufren los organismos públicos. Nuestro financiamiento está vinculado a ellos, tanto provinciales como nacionales”, detalló.

El gerente también destacó que “Pami mantiene activo el sistema de pago. El sanatorio tiene un contrato muy importante, tanto con Pami como con Iapos y gracias a Dios ninguno ha cortado el sistema de pago”.

También indicó que, lamentablemente, los insumos del sanatorio están ligados a las variables externas, como el dólar. “Nos afecta, porque todos los insumos descartables, más los de alta complejidad y los medicamentos están atados al dólar. Lamentablemente, siempre se traslada al precio; son insumos totalmente necesarios y estamos esperando la nueva grilla de valores”.

“Cualquier tipo de repuestos para los mamógrafos, los tomógrafos, los aparatos de rayos, y hasta las camas están en dólares. Uno va a comprar una cama y también aumenta. Eso tiene un impacto directo, sumado al esquema de servicios como luz y gas, los aumentos son muy fuertes y el sector no tiene ningún tipo de subsidio ni de esquema diferencial”, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *