Chau subsidios, hola aumentos: se incrementará otra vez el pasaje de colectivo

Se incrementará otra vez el pasaje de colectivo. El boleto de ómnibus, la primera víctima del ajuste presupuestario. Desde el 1 de enero, el Estado nacional retira los subsidios al sector. Este año llegaron 3 mil millones para aliviar el costo de los pasajes locales e interjurisdiccionales.

El sistema interurbano tendrá un incremento que será definido en los primeros días del año próximo, según confirmó el secretario de Transporte provincial, Pablo Jukic, aunque no adelantó porcentaje.

Desde este primero de enero, los gobiernos provinciales y municipales pasarán a tener la responsabilidad plena sobre los sistemas de transportes de pasajeros por colectivos, tanto para fijar las tarifas como para los subsidios. “Las provincias van a tener total autonomía para definir sus tarifas y subsidios”, dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Autonomía sin subsidios implica que el costo de los boletos de colectivos, tanto urbanos como interurbanos, van a sufrir una fuerte suba en sus valores.

Los transportes que comienzan y terminan su recorrido dentro de una ciudad van a ser responsabilidad plena de cada uno de los municipios; los interjurisdiccionales, de las provincias; y los que recorren al menos dos provincias, de los gobiernos provinciales.

De esta manera la secretaría de Transportes de la provincia se hará cargo de lo atinente a todo el sistema interurbano y cada municipio del suyo. En el caso de la ciudad de Santa Fe la primera manifestación sobre el recorte de subsidios es que el boleto urbano con tarjeta Sube pasará a costar 21,50 pesos cuando hasta hoy el valor era de 14.35.

La discusión del Presupuesto 2019 con el objetivo de llegar a un déficit fiscal cero implicó el recorte de los subsidios al sistema de colectivos de todo el país -incluido CABA y Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA), la eliminación de la tarifa social eléctrica y la poda del Fondo Federal Solidario (fondo Soja) aplicado en agosto del año pasado. En esa discusión presupuestaria, la Nación acordó la conformación de dos fondos por un total de 6.500 millones de pesos con lo que el Estado nacional va a acompañar a los gobiernos provinciales en esta transición de cambio de responsabilidades. Asimismo, el Estado Nacional va a destinar apoyo financiero para las 37 ciudades en las que hay SUBE, por lo que se mantendrá allí la tarifa social para las personas carenciadas.

Dietrich justificó los constantes aumentos en los boletos de colectivos y trenes, al señalar que son consecuencia de “los descalabros que dejó el kirchnerismo. Tenemos que arreglar los descalabros del kirchenismo, que nos dijo que todo era un viva la Pepa, que todo era gratis. Y al final lo pagamos todos”.

Aporte provincial

El Presupuesto 2019 de la provincia previó un fondo de 1.500 millones de pesos para atemperar el retiro del subsidio nacional. “Es la mitad de la quita” señaló el secretario de Transporte, Pablo Jukic. Estimó que 900 de esos millones serán destinados al servicio urbano de varias ciudades que cuentan con el sistema y otros 600 para el sistema interurbano.

La provincia tiene además un fondo propio creado a instancias de la Legislatura a fines de 2014 que destina el 5% de la recaudación de Sellos a subsidiar el boleto en ambos sistemas. “El fondo se aplicará directamente para reducir la tarifa del Transporte Urbano de Pasajeros y el Transporte de media y larga distancia en la Provincia de Santa Fe, y se distribuirá en relación a la cantidad de unidades en servicio de cada empresa, contemplando únicamente los tramos que se encuentren dentro del territorio provincial” dice el artículo 4 del proyecto propiciado por el justicialista Luis Rubeo.

Este año, Diputados votó la ampliación de este fondo aumentando la participación en Sellos y gravando a grandes cerealeras con una mayor tasa de Ingresos Brutos pero el asunto no prosperó en Senado.

Jukic admitió que el sistema interurbano tendrá un incremento que será definido en los primeros días del año venidero y que entraría en vigor en la primera quincena del nuevo año aunque no quiso adelantar porcentajes. “Hemos pedido la información a cada empresa prestataria del servicio y debemos sumar los costos laborales, de seguros, etc, antes de definir el nuevo cuadro tarifario”.

Tampoco hay información oficial desde el ministerio de Transporte de la Nación sobre la forma de distribución de los dos fondos que fueron incluidos en el Presupuesto 2019. En el fondo de 5000 millones de pesos, a Santa Fe le corresponderían unos 600 millones de pesos para distribuir entre ciudades sin sistema Sube como Rosario, Puerto General San Martín y Reconquista. El otro fondo de 1.500 millones para municipios con sistema Sube entre los que se encuentran la ciudad de Santa Fe, Rafaela, Villa Constitución, entre otras y donde Transporte de la Nación tiene libre disponibilidad para acordar la forma de subsidios a esos municipios.

La ciudad de Santa Fe que este viernes anunció el nuevo cuadro, viene además de varios meses del boleto congelado por una disposición casi simultánea del Ejecutivo y del Concejo Municipal. Los empresarios pidieron una recomposición que debería llevar el boleto a 42 pesos. Un empresario del sector fue muy gráfico al describir el nuevo esquema: “De cada 100 pesos que hasta diciembre ponía el Estado Nacional: ahora 50 aportará la provincia; 25 el Estado Nacional y 25 el usuario con la nueva tarifa”.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *