Según el Jefe de la UR XI, sobran los móviles policiales y falta personal

Sobran los móviles policiales y falta personal. El jefe de la Unidad Regional XI brindó detalles sobre la escasez de personal y las metodologías de trabajo en la ciudad

Juan José Vouilloz, Jefe  de la Unidad Regional XI, estuvo en el estudio de ENFOQUES dialogando con Leonardo Vernazza sobre los problemas que enfrenta la fuerza en la ciudad y sus metodologías de trabajo. Vouilloz señaló que actualmente hay cuatro móviles parados por turno porque faltan ocho personas para utilizarlos. Es decir, faltan 24 personas por día para cubrir los tres turnos correspondientes.

“En conversaciones que hemos tenido con el ministro (de Seguridad, Maximiliano Pullaro), prometieron el envío de efectivos policiales para el departamento Las Colonias”. El personal llegaría en el mes de julio; en ese mismo mes también llegarían automóviles nuevos y motocicletas. “En Esperanza el parque automotor está muy bien, el problema lo tenemos en la escasez de personal”, reiteró.

Además, hay personal esperando el retiro. “Para el mes de agosto está previsto el retiro de 26 efectivos, lo que complicaría más la situación. Tratamos de suplirlo con horas extras; hacemos lo que podemos, el personal pone la mejor actitud para prevenir el hecho delictivo”, indicó.

Patrullajes con balizas encendidas

El jefe policial también se refirió a la modalidad de patrullaje que se realiza la ciudad, con las balizas de los móviles siempre encendidas. Hay quienes consideran que, al contar con tecnología led que se ve desde muy lejos, la luz no hace más que poner sobreaviso al ladrón.

“El móvil policial recorre las calles por prevención. Se ven desde lejos, y la mayoría desiste de cometer un delito. La idea es prevenir, que se vea el móvil”, explicó Vouilloz.

Y aclaró: “Uno piensa: el delincuente se esconde y espera, pero tal vez la persona que está necesitando de un móvil policial ve que está viniendo uno. Si están apagadas a las 2:00 o 3:00 de la mañana, el vecino sale y no ve donde está un móvil. La directiva es mía: se patrulla las 24 horas con balizas. Si usted está en la zona céntrica, sale de una entidad bancaria, haga la prueba y párese. Gracias a la baliza, usted automáticamente sabe dónde está el móvil policial, dónde está circulando. Si usted sale y no ve ninguna luz es porque no hay ninguno cerca”.

“La idea es esa, la prevención. Que el delincuente desista y que el vecino vea. Si usted está en su casa, ve que pasa el móvil porque estas luces led se ven desde muy lejos. El vecino lo sabe y ese paso ha hecho de que alguien que está por cometer un delito no lo cometa. Muchos desisten, pero está el que no. También tenemos al vecino que avisa: ‘recién pasaron ustedes y una persona se escondió, entró y está en tal parte’. Esa es la idea, que todos vean al móvil, tanto el vecino como el delincuente“, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *