Tarifazo de la EPE: El valor del kilowat es el doble con respecto al mes de febrero

Tarifazo de la EPE. Comenzaron a llegar las facturas de la luz y para sorpresa de muchos, tienen valores similares e incluso superiores a las del verano, a pesar de que el consumo es marcadamente menor.

Anoche, en el programa ENFOQUES, Leonardo Vernazza expuso la notable suba en el valor de la energía. “Nos sorprendió mucho el valor porque estamos en el bimestre de menor consumo del año. Nos dimos cuenta de que el tarifazo fue terrible y mucho lo sintieron los comercios, las despensas de barrio que tienen una heladera exibidora o un freezer y les han llegado boletas que superan los 10 mil pesos“, indicó el conductor.

Para ejemplificar la suba, se mencionó el aumento en el propio canal, que es un servicio comercial que no tiene una tarifa escalonada, sino un solo valor. “En la factura que vence en junio, la cuota de servicio es de 555 pesos y el valor del kilowats de 2.18 pesos. En la boleta de febrero, que corresponde al bimestre donde más energía se consume por los aires acondicionados, la cuota de consumo fue de 448 pesos y el valor de un kilowats 1.26 pesos”, detalló Vernazza.

Así, para un consumo de 1.900 kilowats se van a pagar 7.700 pesos. Mientras que para un consumo de 2.566 kilowats, durante el verano, se pagaron 5.900 pesos. Es decir, es 1.800 pesos más caro el consumo de invierno que el de verano.

El conductor también mencionó que “hay una empresa de la región a la que le llegó un 400 por ciento de incremento en la facturación. Están negociando la forma de pago”. De no llegar a un acuerdo, se piensa incluso, en el cierre, ya que realizan una actividad electrodependiente.

Viviendas

En caso del consumo domiciliario se observa un aumento similar. “En febrero de este año, la cuota de servicio fue de 67 pesos; la de junio es de 93. Es decir, casi un 50 por ciento de aumento. El kilowats (recordemos que en el caso de la tarifa domiciliaria, los primeros 120 kw tienen un precio y luego otro) varía de 0,60 centavos a 1.27; de 0,75 a 1,5 pesos y de 1,47 a 2,45 pesos. Tanto para un caso residencial como en uno comercial, las facturas de la EPE aumentaron un 50 por ciento. Quizás no se vea reflejado en la factura porque el consumo es mucho menor”, explicó.

Explicaciones de la EPE

Desde la oficina local de la Empresa Provincial de la Energía, Omar Huber recordó que en “enero, febrero y marzo se dieron ajustes tarifarios. En una primera instancia, los ajustes fueron como consecuencia de incrementos propios de la EPE, pero ya en febrero se estaban esperando las decisiones del mercado eléctrico (en manos de la Nación), donde el precio de compra iba a ser incrementado. Eso fue realizado y la tarifa se tuvo que ajustar. Hoy, la clientela nuestra está recibiendo sus facturas, con el último toque tarifario”.

Huber destacó que el incremento que la se observa es “consecuencia del ajuste del mercado eléctrico nacional, la Cammesa, que hizo un sinceramiento de precios. En esta oportunidad, es un ajuste variable, que es el que está relacionado con el precio de compra de la energía que va ajustándose en base a decisiones del orden nacional. Han sido bastante importantes los porcentajes, aunque no son para todos iguales”.

No obstante, el funcionario aseguró que el incremento en el servicio es de “un 35 por ciento, aproximadamente. Normalmente en verano, donde hay mayor consumo, es más caro. Ahora que el consumo es menor por el incremento tarifario, la factura es igual o supera ese valor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *