Tragedia de Ruta 70: A seis años, pidieron justicia por los chicos fallecidos

Tragedia de Ruta 70: A seis años, pidieron justicia. Familiares de las víctimas marcharon este domingo reclamando “que se sepa la verdad y se haga justicia”.

Se cumplen seis años del trágico accidente en la Ruta Provincial Nº 70 Y los familiares de los chicos fallecidos en el siniestro aseguran que “no fue un accidente, fue un asesinato”. Este domingo marcharon por la Plaza San Martín y finalizaron frente a la Fiscalía.

El domingo 20 de enero de 2013, cuatro adolescentes fallecieron y otros resultaron heridos, como consecuencia de un choque entre un automóvil Fiat 147  y una camioneta Toyota Hilux. El hecho ocurrió minutos después de las 6:00 de la mañana y tuvo lugar sobre la Ruta Provincial Nº 70, en el kilómetro 15, un kilómetro al este del Arco de la Colonización.

En la camioneta viajaban Marcos Zago (22 años, en ese momento), oriundo de la provincia de Córdoba, y un menor de 17 años domiciliado en Esperanza, Ayrton Reutemann. El Fiat 147, era conducido por Joel Gauna, de 21 años.

El impacto entre ambos rodados fue de una violencia increíble. Tras el encontronazo, los vehículos se arrastraron varios metros arrancando de cuajo una columna del alumbrado público. Los ocupantes del automóvil perdieron su vida. Las víctimas fatales fueron Gabriel Moyano, de 17 años; Brenda Rojas, de 16; Irina Amaya, de 14, y Walter Segovia de 17 años; todos ellos de nuestra ciudad.

Familiares y amigos de las víctimas marcharon anoche en la Plaza San Martín pidiendo justicia. Comenzaron la recorrida por Plaza San Martín y finalizaron frente a la sede del Ministerio Público de la Acusación.

Zago cambió su declaración

A cuatro años de la tragedia vial de Ruta 70, Marcos Zago dijo que no manejaba la camioneta. En una comunicación telefónica con INFOTEVE, el abogado Hernán Nessier de una de las familias de las víctimas, explicó el quiebre y cambio del hasta ahora imputado Marcos Zago.

Leer más: Tragedia de Ruta 70: Zago cambió su declaración y dijo que no manejaba la camioneta

El abogado Nessier señaló que “el miércoles 25 de octubre en la oportunidad de una ampliación de la indagatoria, el que era hasta ahora el imputado, Marcos Zago, declaró que él nunca condujo la camioneta, que fue Reutemann. Este era un de los elementos que nosotros necesitábamos probar dentro de la causa; y el otro elemento era la velocidad que desarrollaba el vehículo en el momento del impacto”.

Marcos Zago, declaró que él nunca condujo la camioneta, que fue Reutemann. Este era un de los elementos que nosotros necesitábamos probar dentro de la causa

El letrado destacó que una pericia contundente determinó que la Toyota Hilux desarrollaba una velocidad de 163.1 km por hora al momento del impacto. “Si uno toma en cuenta los relatos de los involucrados en la causa, que dicen que habían divisado el auto 147, uno supone que quien conducía atinó a frenar o levantar el pie del acelerador. Con lo cual, desarrollaba una velocidad mucho mayor que la que determina el informe pericial”.

“En un principio Zago sostuvo que manejaba él. El informe del médico policial determinó marcas en los hombros de los involucrados que los situaba en las posiciones que sostenía Zago”, explicó Nessier. “El otro el tema de la velocidad. En un principio había un informe de una supuesta velocidad de 103 km por hora, cosa que quedó descartada totalmente con esta última pericia”, que lo sitúa por encima del límite legal. “Recordemos que en ese momento, en el lugar del hecho, la máxima permitida era 60 km por hora”, aclaró.

Tras estas declaraciones, María Elena Molina, mamá de Brenda, dijo que “cuando lo escuché por Play no lo podía creer. Desde el principio, los chicos que estuvieron en el cumpleaños dijeron que no era Zago el que manejaba, sino el chico de Reutemann, que había bajado de ese lado de la camioneta. Pero nunca escucharon eso”, lamentó María.

Leer más: “Por los chicos que quedaron ahí tiene que saberse la verdad”

Muy conmovida, María explicó que tras el accidente “no pensaba en quien manejaba porque estaba enterrando a mi hija. Estaría bueno que se sepa quién fue, porque no solamente miente él, sino el policía que hizo la pericia, el médico que hizo el peritaje en su cuerpo,… miente mucha gente. Hoy estamos más tranquilos porque ya asumimos que ella no va a volver”.

“Se tiene que saber todo, por los chicos que quedaron ahí. Tiene que saberse la verdad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *