Detectaron un caso de tuberculosis en una escuela de la ciudad

Se detectó un caso de tuberculosis en una escuela de la ciudad y se activó el protocolo de actuación con todas las personas que compartían lugares. Se evaluó a dos grados completos, familiares y docentes

Federico Detarsio, médico infectólogo de la Dirección Provincial de Epidemiología explicó que si bien en los centros de salud de la región están “habituados” a ver casos de tuberculosis, “lo que ocurre en este caso es que se da un establecimiento educativo. En estas circunstancias, al detectar que hay niños que están en contacto muchas horas por día y en lugares cerrados se aplica un protocolo de actuación que es una evaluación clínica para ver que no tengan síntomas de tuberculosis, como transpiración en la noche, fiebre, pérdida de peso y una radiografía que ya hicimos en el hospital”.

El médico detalló que se realizaron más de 70 radiografías a alumnos, docentes y padres; y que ahora se están evaluando los resultados. “En función de eso, a los niños por tener menos de 15 años, habiendo descartado que tengan tuberculosis, se va a iniciar un tratamiento preventivo que se puede llegar a extender hasta seis meses.

También aclaró que este es el protocolo que se aplica ante cualquier caso de tuberculosis. “En este caso particular, los contactos del paciente son niños y por eso toma dimensión. Tuvimos que evaluar dos cursos completos”.

“Si estos niños inhalaron la bacteria, el tratamiento preventivo evita que desarrollen la enfermedad. Si bien es una enfermedad antiquísima, seguimos teniendo pacientes con este cuadro”, señaló Detarsio. “Es una enfermedad crónica, uno puede inhalar el basilo y este puede ingresar en nuestros pulmones y nuestras defensas lo pueden tener controlado incluso toda la vida. Si se produce una baja de las defensas al cabo de meses o años pueden llegar a producir síntomas. Por eso es muy difícil saber cuándo se contrajo la enfermedad. El tratamiento es de seis meses en dos fases”.

En cuanto a la prevención, indicó que si bien se aplica vacuna de la BCG (Bacillus de Calmette y Guérin), “que se coloca en los niños, esta sólo previene laa forma graves, la forma de meningitis tuberculosa, no previene en adultos ni previene la tuberculosis pulmonar común y corriente que es la que estamos buscando”, aclaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *