Violencia en las escuelas: “Los niños no nacen siendo violentos, hay modelos”

Así lo aseguró el psicólogo César Palmieri, al referirse a la violencia en las escuelas. Durante las últimas semanas, varios videos de adolescentes peleando a golpes fuera de las escuelas se difundieron en redes sociales. El lamentable hecho se repite en diferentes puntos de la ciudad.

La violencia es moneda corriente en casi todos los ámbitos de la vida cotidiana. Y es preocupante que algunos adolescentes resuelvan sus diferencias a golpes, una situación que se reitera en distintos barrios de la ciudad y que ya ha obligado a una mamá a pedir el cambio de escuela de hija y varias instituciones a solicitar colaboración a la Policía para evitar las peleas.

El psicólogo César Palmieri estuvo en el programa ENFOQUES y se refirió a esta problemática. “Se cree que la violencia está solamente en el fútbol, pero la realidad es que la violencia está bastante instaurada en la sociedad. Hay violencia en las canchas de fútbol, en los colegios, en los medios de comunicación… en un montón de programadas  se hace un show de las peleas”, comenzó explicando.

Los niños no nacen siendo violentos, hay modelos. La familia puede ser un modelo, pero hay de todo tipo y hay un identificación que puede ser con pares, conocidos, o con alguien de los medios

Límites

El psicólogo hizo hincapié en la importancia de que los padres pongan límites a los hijos. “Los padres son padres, no tienen que ser amigos. Sí es interesante que logren confianza para que los hijos puedan confiarles qué es lo que les está pasando. Tiene que haber buena comunicación, pero en el momento de poner límites claros, lo tiene que hacer. El límite es una muestra de amor“, definió.

Palmieri también señaló que los adolescentes son complicados porque cuestionan el amor de los padres e incluso su rol. “Lo ideal es que esté hablado previamente: ‘Tenés que volver a las 12:00, si vos no volvés a esa hora, va a haber una consecuencia porque yo te estoy cuidando, necesito que aprendas a cumplir este horario porque es peligroso volver después de esa hora con la edad que tenés’“, explicó, como una forma de comenzar a establecer límites claros.

“Ahí se marca el límite. E incluso se le puede decir: ‘Si te demorás la próxima no vas a poder salir hasta que recuperes la confianza de nuevo‘. Y la próxima hay ponerse firme porque si lo dejo salir sabe que el límite no existe”, aclaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *