“Estamos vivos, lo podemos contar”, aseguró el conductor que embistió caballos

El conductor del automóvil que chocó con dos caballos en la Ruta 6, el pasado sábado, relató lo sucedido. Asegura que había muchos más animales sueltos y que no fue una tragedia peor porque entre motociclistas y automovilistas pudieron frenar al tránsito.

Extraoficialmente, supimos que eran siete caballos los que se encontraban sobre la traza asfáltica el último sábado, y que su dueño ya estaría identificado. No pudimos conseguir el testimonio del Jefe de la Guardia Rural Los Pumas, pero sí hablamos con Javier Rizzi, conductor del auto que protagonizó el impresionante choque.

“En realidad debo estar agradecido porque estamos vivos, lo podemos contar, ya pasó el susto y todo eso”, en cuanto a lo sucedido, el hombre explicó que “no recuerdo bien por el golpe y todo eso, estaba todo oscuro esa zona, pero vi una maniobra del vehículo que venía adelante y me encuentro con caballos que vienen y después no recuerdo nada más”.

Angustiado, Javier relató lo complejo de la situación que vivieron: “La zona estaba bastante oscura y después todo el tumulto, un muchacho con una moto parando los autos que frenaban de golpe y los demás automovilista que trataban de detener a los otros autos también porque no se podía salir de la situación, porque los animales iban, venían y estaban ahí en la banquina y los autos seguían circulando, había que detener a todos y fue una situación muy fea”.

Rizzi explicó que fue su hijo quien lo ayudó a salir, ya que él había quedado atrapado dentro del vehículo: “El pudo salir primero porque se estalló el parabrizas, tuvieron que romper el volante, el tablero y subir dos personas levantar el techo para que yo pueda salir porque yo estaba apretado entre los fierros y las chapas. Después había que tratar de detener a los demás autos, una situación muy fea”.

En cuanto a las lesiones que sufrió, el hombre explicó tiene lastimado uno de sus ojos, “producto del astillado de los vidrios tengo una úlcera en el ojo, pero veo bien y no necesito más que reposo. Mi hijo está bien, gracias a Dios”.

Bañados en sangre

Además de la confusión producto del accidente, Rizzi y su hijo se asustaron por la gran cantidad de sangre con la que ambos estaban cubiertos: “En el momento estaba aturdido y todo ensangrentado por uno de los animales,… estábamos bañados en sangre; eso también fue desesperante porque estábamos los dos bañados en sangre y no sabíamos que en realidad era del animal”, explicó.

En cuanto al responsable de los animales, el hombre asegura que no cualquiera puede tener esa cantidad de animales: “Seis o siete caballos no los tiene cualquier persona en una casa, un caballo ya cuesta tenerlo. No sé si pertenecen a una institución, se está investigando; no tenían marca los caballos. Se hace una costumbre, ya se sabe que la marcación ya no lo hacen más. Es como un perro, cuando hay un accidente nunca aparece el dueño”.

“El organismo vial tiene que ver si hay entidades que desarrollen actividades con animales cercanas a la ruta, a ver si toman medidas, si se puede evitar esto. En varias oportunidades vimos animales, vacas o terneros yendo de acá al balneario, o hacia Franck; muchísimas veces tuvimos esas situaciones, no sé que se podrá hacer”, se lamentó.

La pareja de Rizzi también dialogó con Play Televisión: “Todavía estamos shockeados porque uno cree que siempre le va a pasar a otro, no a uno y ver que fueron dos caballos y que no les ocurrió nada a ellos es muy impactante, no tiene explicación. Estamos tratando de levantarnos para seguir y agradecer; la verdad es que no me salen muchas cosas porque no hay explicación, no tengo palabras para esto”, aseguró.

Nos sentimos mal, hay otros que no lo cuentan. Supongamos que fue un milagro y bueno, estamos acá, ya está, hay que seguir”, concluyó la mujer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *