Las nadadoras olímpicas Ethel y Sofía Sánchez se lucieron en el Lawn Tennis Club

Las nadadoras olímpicas Ethel y Sofía Sánchez se lucieron en el Lawn Tennis Club Esperancino este fin de semana. Un excelente marco de público se dio cita en el club para compartir y disfrutar de la tradicional Fiesta de los Deportes de la institución.

Ethel y Sofía Sánchez se lucieron en el Lawn Tennis. Las mellizas, especialistas en nado sincronizado, participaron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y en el año 2012 los Juegos de Londres.

Fabián Planton señaló que “las dos veces que nos visitaron fue en años olímpicos. Estamos orgullosos de poder hacer una fiesta de este nivel y con la presencia de ellas. Hay muchas familias y mucha gente que se suma por la presencia de ellas”.

También indicó que el nado sincronizado “es una actividad que en este momento en el país tiene mucho auge. Las chicas están todas enganchadas. Las vamos a aprovechar y les vamos a sacar toda la información que nos puedan dar sobre la disciplina”.

Esfuerzo y dedicación

Las mellizas destacaron que la actividad que realizan lleva “mucho trabajo, muchas horas en el agua, mucho esfuerzo; es un deporte donde se necesita todo eso. Hace once años que estamos en contacto con el Lawn Tennis de Esperanza. Sentimos muchas ganas de Esperanza y de este club de poner nado. Sentimos las ganas de prosperar, de seguir aprendiendo este deporte tan lindo. Estamos súper contentas de estar acá“.

En cuanto al deporte, señalaron que “yo creo que hay personas que están tocadas por la varita mágica, pero para el resto de las personas es pura dedicación y esfuerzo“.

“Como cualquier deportista, al trabajar con el cuerpo tenés que cuidarlo de tal forma que rinda. Dejamos de lado muchos eventos, la familia, los amigos, pero ninguna de las dos se arrepiente. Son etapas de la vida y uno elige”, señalaron sobre el esfuerzo necesario para llegar al tope del deporte.

“Esperanza estuvo antes”

Las mellizas destacaron las ganas del club para implementar el deporte. “Hace 19 años que hacemos lo mismo, amamos esto. Somos hermanas, somos amigas, nos queremos tanto y eso suma un plus. Ahora se hicieron escuelitas por parte de la Nación y Esperanza estuvo antes, no esperaron nada a cambio, no esperaron nada de la Nación”.

“Ellos vinieron a Rosario, dijeron’ queremos poner nado sincronizado en el club’ y para nosotras eso es súper valorable. Nosotras amamos este deporte, queremos que crezca y teniendo un solo club en la provincia no se puede crecer. Con la cantidad viene la calidad, nos tienen a nosotras muy cerca y las ganas que tienen nos contagia muchísimo”.

Y siguieron alagando el trabajo del Lawn Tennis. “La promoción que ellos dieron al deporte a nosotras siempre nos dio mucha alegría. Ahora estuvieron en los juegos Evita, donde fue la primera vez que hubo nado sincronizado y les fue muy bien. Creo que la vida les fue devolviendo todo el sacrificio que hicieron, porque no es fácil tener una profe que no sabe de nado sincronizado, viajar a Rosario, que la profe viaje para acá, es muy valorable todo lo que hicieron”, afirmaron.

Sobre su futuro, las mellizas indicaron que a partir de ahora se dedicaran a la docencia. “Nosotras nos estamos retirando, hace dos semanas hicimos el último torneo en el Open de Buenos Aires. Fue el último torneo internacional. Queríamos retirarnos en un año olímpico, que es la cita máxima de un deportista. Ahora devolvemos todo lo que aprendimos, enseñamos, hacemos clínicas y exhibiciones a lo largo de todo el país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *