Se acaba de realizar un exitoso proceso de ablación de órganos en Esperanza

Adelanto exclusivo. Exitoso proceso de ablación de órganos en Esperanza. Hace minutos, en nuestra ciudad terminó un procedimiento realizado por el CUDAIO. La persona fallecida donó sus córneas y riñones.

Hace instantes, el CUDAIO culminó con éxito un proceso de ablación en nuestra ciudad, luego de que se constatara la muerte cerebral de una persona en un efector de nuestra ciudad. Los órganos ya fueron trasladados a la ciudad de Santa Fe y desde allí se enviarán al rincón del país donde se encuentre la persona que los necesite.

Según las cifras del Incucai, hay 7736 personas que esperan un trasplante de órganos en nuestro país, de los cuales 250 son niños y adolescentes. Otras 2.961 personas están en lista de espera un trasplante de tejidos. Además, 3.000 personas esperan un trasplante de córneas y otras 30.000 están en diálisis.

Nueva ley

Recordemos que a principio de mes se aprobó la ley Justina y ahora todos los mayores de 18 años son donantes, salvo que expresen lo contrario. La ley lleva el nombre de una nena de 12 años que murió en noviembre pasado a la espera de un trasplante de corazón

Por unanimidad, con 202 votos positivos, la Cámara de Diputados sancionó la llamada “Ley Justina”, la cual dispone que todas las personas mayores de edad pasen a ser donantes, a menos que dejen constancia expresa de lo contrario.

Los padres de Justina, Ezequiel y Paola fueron los promotores de la ley junto al senador Juan Carlos Marino (UCR). Representantes de todos los bloques agradecieron su lucha y exaltaron que esta iniciativa cambiará el paradigma de la donación de órganos en nuestro país, y que por ello será un modelo para el resto de América latina.

Esta nueva ley modificará la legislación actual sobre donación de órganos sancionada en 2005, la cual estableció la figura del “donante presunto”. Aquella norma, si bien establecía que toda persona mayor de edad es donante de órganos, a su muerte la última palabra la tenían los familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *