Presentan un sistema de limpieza de envases de agroquímicos

Este jueves en el stand de Santa Fe en Expoagro se presenta un sistema de limpieza de envases de agroquímicos. El proyecto, financiado por la provincia, permitió construir una planta de limpieza de bidones de agroquímicos que también descontamina los efluentes de agua utilizados en el proceso.

El gobierno provincial presentará este jueves el proyecto de innovación tecnológica que recicla envases de agroquímicos, oriundo de Margarita. La actividad se realizará en el stand de la provincia de Santa Fe en Expoagro, a las 14:oo horas, con la presencia de las ministras de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Erica Hynes y la ministra de Producción Alicia Ciciliani, así como investigadores del Intec y autoridades de la Cooperativa Mixta de Margarita.

Se trata de un sistema de gestión sustentable que incluye la limpieza y el reciclado del plástico de envases de agroquímicos y el tratamiento de efluentes generados en el proceso mediante un fotorreactor diseñado a escala para la planta por el equipo del Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química (Intec), instituto de doble dependencia entre la UNL y el Conicet Santa Fe, que trabaja en el proyecto junto a la Cooperativa Mixta de Margarita.

La planta tiene un costo total de unos 6 millones de pesos y recibió en 2014 financiamiento de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación (Asactei), que le permitió iniciar el proyecto y movilizar a su vez otros recursos nacionales y de la Cooperativa local.

“Quisimos presentar este proyecto en Expogro, en el stand del gobierno de Santa Fe para invitar a todas las empresas que venden y producen agroquímicos y mostrarles esta realidad, porque ya no es un proyecto, es una realidad. Queremos que esto se pueda extender a otras provincias y al país”, dijo la ministra de Producción, Alicia Ciciliani.

Por su parte, la ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Erica Hynes, agregó que “se trata de un proyecto emblemático porque muestra cómo ciencia de primer nivel, que se realiza en un instituto de la Universidad Nacional del Litoral y el Conicet, puede llegar al territorio a solucionar una problemática concreta, como el reciclado de bidones de agroquímicos y la descontaminación del agua que se produce en los lavados”.

“Se da todo el ciclo de agregado de conocimiento para el bienestar de una población y es muy importante ver cómo una iniciativa que surge en el norte santafesino puede convertirse en pionera para toda la provincia y el país también”, agregó.

De la cooperativa al laboratorio

La idea de la planta nació por iniciativa de la Cooperativa Agrícola Mixta de Margarita LTDA, preocupados por la cantidad de bidones con restos de agroquímicos que se acumulaban en los campos. Uno de sus integrantes, Matías Caillat decidió buscar investigadores santafesinos y dio con el equipo liderado por Cristina Zalazar especialista en sanidad ambiental y remediación de efluentes que trabaja en el Intec.

Luego de varios viajes y charlas se decidió armar una planta que resolviera tres cuestiones: la limpieza de los bidones, el reciclado del plástico para su reventa y el tratamiento de los efluentes utilizados en el proceso para que puedan ser vertidos al ambiente libres de tóxicos. El proyecto incluye a su vez un trabajo de concientización de toda la comunidad de Margarita, con charlas y talleres a cargo de científicos del Intec junto a capacitadores locales.

“La particularidad del caso es que pudimos hacer una relación con un actor que tiene una necesidad social y llevar el trabajo que se hace en el laboratorio, en la computadora para resolver un problema que a la luz de los años va a ir creciendo”, indicó Eduardo Vidal, profesional del equipo.

La planta actual puede triturar hasta 150 envases plásticos por hora y luego, a través de un sistema de lavado y enjuague, eliminar los restos de agroquímicos del plástico para obtener un producto limpio capaz de ser reutilizado. “El plástico reciclado podrá abastecer a un mercado interno de pymes que lo utilizará para fabricar artículos que no tengan contacto directo con las personas”, indicó Zalazar.

“Creemos que la concientización del sector agropecuario, la protección del medio ambiente y la generación de materia prima para abastecimiento local genera un círculo virtuoso que permitirá una profundización del modelo de sustentabilidad agregando al proceso nuevos actores”, agregó.

En este momento la planta está funcionando en fase prueba y utiliza un fotorreactor del Intec para poder limpiar los efluentes. El paso que resta para completar todo el proceso es construir un fotorreactor a escala que quede definitivamente en la planta y tenga capacidad para limpiar más litros. Otra innovación que están estudiando es utilizar un sistema de degradación biológica de los efluentes (biolechos) y la construcción de una lavadora secuencial que reduzca el uso del agua en el proceso de limpieza y enjuague.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *