El Gobierno propone que los extranjeros paguen si se atienden en hospitales públicos

El Gobierno propone que los extranjeros paguen si se atienden en hospitales públicos. Un proyecto para cobrar un arancel a los extranjeros que visiten el país y concurran a un hospital provincial avanza en la legislatura jujeña

Aliado incondicional del presidente Mauricio Macri, el gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, le sirvió ayer en bandeja al Gobierno un tema polémico para incluir en su agenda de gestión: el cobro de una tasa o seguro a los extranjeros no residentes que quieran recibir atención médica en los hospitales de todo el país.

En Salta, un rato después de que el mandatario jujeño confirmó el avance en la Legislatura provincial de un proyecto de ley para cobrar un coseguro o arancel a aquellos extranjeros que visiten el país y concurran a un hospital provincial, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, calificó de “valiente” la iniciativa y se mostró entusiasmado ante la posibilidad de que “esto se debata en el Congreso y dar un marco general a todas las provincias”.

Horas después de esas declaraciones, el diputado oficialista Luis Petri (UCR-Mendoza) presentó en la Cámara baja un proyecto de ley marco que establece la firma de convenios de reciprocidad con países limítrofes en materia de atención sanitaria. Un sistema de compensaciones tomando en cuenta el costo de los servicios prestados, y, de no existir ni estar disponibles las dos alternativas anteriores, la imposición de un arancel a aquel extranjero que busque atenderse en el país.

“La posibilidad de que esto se debata en el Congreso y se pueda dar un marco general para todas las provincias podría ser algo que nosotros veríamos con buenos ojos”, afirmó Peña.

Peña no ahorró elogios hacia la iniciativa de Morales, que ya motivó rechazos por parte del gobierno de Bolivia a través de su cónsul en Jujuy. El presidente Evo Morales ya había rechazado, el 8 de este mes, un pedido de reciprocidad del Gobierno consistente en que los argentinos sean atendidos gratuitamente en los hospitales de Bolivia. Este rechazo ocurrió después de que el ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, afirmó que el Estado boliviano debía pagar por trasplantes y otros estudios complejos que sus ciudadanos realizaban en los hospitales jujeños y arriesgó que el arancel a cobrar sería entre “20 y 30 dólares por persona”, según dijo el propio ministro.

Reciprocidad

En el Gobierno asegura que Peña “solo habló del tema porque le preguntaron en la conferencia de prensa”. “Al Gobierno le vino bárbaro que Morales planteara el tema para impulsar una ley marco a la que adhieran el resto de las provincias y que estas ahorren muchísimo dinero que hoy gastan en atención de salud a extranjeros“, afirmaron. En Salta descontaron que Peña les anticipó al anfitrión Juan Manuel Urtubey y el resto de los mandatarios que impulsaría una ley similar para que se aplique en todo el país.

“Hay casos de Bolivia y Chile que no dejan salir a los argentinos si no pagan, y en muchos casos nuestros consulados tienen que firmar garantías para pagar todas las prestaciones de salud”, se quejó el gobernador Morales. “El tema es la reciprocidad, no estamos dispuestos a seguir sosteniendo trasplantes y otras prestaciones de alta complejidad que en otros lados se cobran”, dijo el jujeño.

Cerca del gobernador afirmaron que el proyecto -que aún se está puliendo- se presentaría en los próximos días en la Legislatura jujeña, donde Cambiemos tiene mayoría. “La idea es aprobarlo en abril, cuando empiezan las sesiones ordinarias”, afirmó un colaborador del caudillo radical. El proyecto tiene como musa inspiradora el seguro obligatorio que cada automóvil que ingresa a Chile debe pagar para eventualmente recibir atención médica, y que hoy es de unos US$10.

“Uno tiene que responder ante la situación de sus ciudadanos y los impuestos que ellos pagan, y en un país con desigualdades y déficits en materia social, eso se vuelve más acuciante”, afirmó Peña, en una férrea defensa de la iniciativa.

Con luz verde del Poder Ejecutivo, el proyecto de Petri viene a llenar un vacío legal, ante la negativa de los países limítrofes a firmar convenios de reciprocidad con la Argentina. El proyecto no abarca sólo las prestaciones de salud, sino además a quienes cursen -sin ser residentes- estudios terciarios o universitarios. “El concepto es la reciprocidad”, afirmó Petri.

Pichetto adhirió a la iniciativa

El jefe de la bancada justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, también pidió ayer que en los países de la región haya reciprocidad para los argentinos que se atiendan en los hospitales públicos o accedan al sistema educativo.

“Los países de América Latina deben garantizar reciprocidad para los argentinos en materia de atención de salud y servicios de educación, como en nuestro país se los proveemos a los ciudadanos de esos países”, dijo el senador en un comunicado.

“El reclamo respecto de la reciprocidad de los países latinoamericanos para con los ciudadanos argentinos es totalmente lógico y razonable. Esperamos de parte de los gobiernos de la región un nivel de generosidad y solidaridad equivalente al que practicamos en la Argentina y disfrutan sus ciudadanos cuando vienen a nuestro país”, señaló Pichetto, y se sumó así a la iniciativa del Gobierno.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *