Faltan millones de municiones en un Fábrica Militar de Santa Fe

Califican de alarmante el hecho. El gobierno nacional presentará hoy una denuncia penal tras hallarse “descontroles” en la planta ubicada en Fray Luis Beltrán, al sur de la provincia de Santa Fe.

La Nación presentará hoy una denuncia penal por la “alarmante” falta de municiones en la fábrica militar de Fray Luis Beltrán detectadas por una auditoría. El ministro de Defensa, Julio Martínez, en su cuenta de Twitter, afirmó que “hay unas 190 mil balas 9 milímetros y 750 mil de FAL sin registrar”.

Además, se informó que en febrero faltaban 9.133.620 fulminantes para pistolas 9 milímetros y 1.790.800 fulminantes para fusiles FAL. Se mencionó la posibilidad de que en el gobierno de Cristina Kirchner se haya hecho una “derivación de esos elementos a bandas criminales”.

“Una auditoría que ordenamos en la Fábrica Militar de Beltrán dio un resultado alarmante: faltan millones de fulminantes para municiones, descontrol en los registros y almacenamiento inadecuado de elementos bélicos”, señaló Martínez, y acotó “podríamos hablar de desidia o impericia de la anterior gestión, pero hay elementos para pensar también que hubo corrupción en un tema sumamente sensible por la posible derivación de estos elementos a bandas criminales”.

A su vez, detalló el ministro que “el primer grupo de auditores sufrió una intoxicación por la comida que les dieron en la fábrica”.

Detalles y números

Según lo que trascendió de la auditoría realizada faltaban, a febrero de este año, 9.133.620 fulminantes para pistolas 9 milímetros y 1.790.800 fulminantes para fusiles FAL de 7,62 milímetros y fusiles Mauser de 7,65 milímetros. También se hallaron inutilizadas 1.141.110 municiones por estar “mojada” a raíz de una tormenta ocurrida en 2012. Son cartuchos calibres 22, 32, 38, 9×19 milímetros.

Cabe aclarar que los fulminantes son piezas colocadas en el culote del cartucho que estallan y encienden la pólvora ante el golpe del percutor. Se emplea un fulminante por munición, por lo cual todo lo que falta implica la carencia de igual número de municiones.

La suma de proyectiles sin registrar llegó a 180.498 proyectiles de munición 9 milímetros. Además se pudo saber que, según la auditoría, 700 mil cartuchos estaban en depósitos no preparados para guardarlos, lo que provocaba una situación de inseguridad. También se hallaron unos 84 mil cartuchos fabricados en 2014, pero en cajas con fecha de 2015. Y 757.682 proyectiles sin anotar para FAL de 7,62 milímetros y Mauser de 7,65 milímetros. Asimismo había 299 mil fulminantes para gases lacrimógenos y bengalas no anotados.

Hoy hacen la presentación. Martínez adelantó que la auditoría será presentada hoy “como una denuncia penal ante la Justicia federal“, y detalló que no llevará nombres de responsables, pero el más inmediato de sus jefes fue su interventor bajo la gestión de la ex presidenta Kirchner, Santiago Rodríguez, “un militante de La Cámpora de pura cepa, ahora involucrado junto a su mujer Bárbara Grané en otras denuncias por despilfarro de fondos públicos”.

Además reflexionó que “cabrá responsabilidad a los respectivos ministros de Defensa, el último fue Agustín Rossi. Este descontrol remite a corrupción. No registrar todo lo que hay y que exista semejante faltante es sumamente peligroso, si tenemos en cuenta el crecimiento del delito y de las bandas de narcos en la Argentina”, manifestó Martínez.

Otro hallazgo en la auditoría es el material no anotado en los libros de contabilidad que, según una fuente ministerial, no obedecería a “un descontrol, sino a que existiría un canal paralelo de fabricación y comercialización de proyectiles”.

Se destacó que la auditoría en la fábrica de Fray Luis Beltrán fue hecha por un equipo de profesionales al que acompañaron 40 infantes de la Marina.

Abandono. Se hallaron más de 700 mil cartuchos en depósitos no preparados para estar en ese lugar. Había en sitios, y con embalajes en condiciones inestables, piezas de portacebos, cebos, reforzadores a granel, proyectiles y vainas encapsuladas, cartuchos y vainas. También se hallaron piezas de reforzadores y buster, espoletas de cohete instalaza y de cohetes Mara, pólvora negra, cargas suplementarias de mortero, trenes de fuego de granadas, un lanzador de cohete servido Mara, granadas y cartuchos lacrimógenos, cilindros humosos y proyectiles para mortero.

Actualidad y antecedentes

La fábrica ubicada en Fray Luis Beltrán cuenta con unos 450 empleados. Es una de las cuatro plantas de Fabricaciones Militares que hay en la Argentina. Es una unidad que se especializa en la producción de insumos para el área de Defensa y Seguridad, entre ellos municiones de bajo calibre y chalecos multiamenaza (antibala y antipunzante) para abastecer a las Fuerzas Armadas, las Fuerzas de Seguridad y también para el uso civil.

Hace poco más de un año, en febrero de 2015, el Ejército había denunciado la desaparición de miles de municiones calibre 9 milímetros del Batallón de Arsenales 603 en Beltrán. En esa ocasión el entonces ministro de Defensa, Agustín Rossi, dispuso el cierre del Batallón y pasó a retiro al director de Arsenales del Ejército, coronel Hugo Meola.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *