Fin del Fútbol Para Todos, ¿cuánto costará el codificado?

En dos meses llega el fin del Fútbol Para Todos. Con la salida del Estado, el fútbol por televisión será pago y se distribuirá entre varias empresas. Torneos y Competencias lo producirá, los hinchas adquirirán abonos y varios canales lo emitirán por Cablevisión, DTV y otros operadores

El fin del Fútbol Para Todos será el 1° de enero. Millones de hinchas argentinos se preguntan cómo verán a su equipo por televisión y la primera respuesta es que deberán pagar. El escenario es cambiante y sufre modificaciones todas las semanas, porque las reuniones se suceden y aún no hay ningún contrato firmado.

Lo más probable es que el acuerdo sea el gran regalo de Navidad para la AFA y los clubes: dos empresas, Turner y Fox, se asociarán y pondrán el dinero de los derechos. Serán entre 1800 (el piso) y 3000 (el techo) millones de pesos anuales y el contrato que se pacte con la AFA regirá hasta diciembre de 2019, es decir, el final de la presidencia de Mauricio Macri.

Cablevisión, DirecTV y el resto de los operadores de cable se encargarán de distribuir el contenido. Según apunta un conocedor de la televisión codificada, la producción será “casi con seguridad” de Torneos. Es un negocio de al menos 1000 millones de pesos por año.

Fin del Fútbol Para Todos, ¿cuánto costará ahora?

En el plan de negocios que diseñaron Fox y Turner figuran distintos tipos de abonos, de entre 169 y 300 pesos por mes. Dependen de la cantidad y la importancia de los partidos por ver. Además, los hinchas podrán pagar un canon mensual para mirar los partidos por internet. Este abono costará por lo menos 300 pesos mensuales y permitirá acceder a los partidos mediante todas las plataformas.

Para que este nuevo esquema sea rentable, debería suscribirse al menos un 30% de los abonados a la TV codificada. Hoy hay 8,5 millones de personas que pagan por contenidos televisivos: el 30% equivale a 2,55 millones. Si todos estos suscriptores adquirieran el abono básico ($ 169), el fútbol codificado recaudaría $ 5171 millones por año. Suficientes para repartir entre todos los actores.

Fox y Turner tendrán señales propias en las grillas de Cablevisión y DirecTV, por las que emitirán el fútbol. Fox podría utilizar las que ya posee (Fox Sports, Fox Sports 2 y Fox Sports 3) o incluso crear una para ese fin. El canal de Turner tendría un nombre del que se habla desde 2009: AFA TV.

“Podrá parecer un camino complejo, pero estoy convencido de que AFA TV, con el soporte de una UTE de grandes empresas de medios del mundo, será algo revolucionario. El fútbol argentino lo merece”, señaló desde Estados Unidos Horacio Gennari, ex director por la AFA de Fútbol Para Todos y desarrollador del proyecto AFA TV.

Existe la posibilidad de que algunos encuentros sean transmitidos por canal abierto (América, TV Pública, Canal 9), tal vez en diferido. La distribución de la fecha entre las diferentes señales es una verdadera incógnita, que se resolverá sobre la marcha y a pocos días de que el nuevo ecosistema del fútbol por TV comience a andar.

 

El balance del FPT

En siete años el Estado gastó, entre derechos y producción, 9504 millones

En 2009, la erogación fue de $ 236,36 millones; en 2010, de $ 589,69 millones; en 2011, de $ 815,05 millones; en 2012, de $ 1209,06 millones; en 2013, de $1395,43 millones; en 2014, de $ 1664,11 millones; en 2015, de $ 1963,26 millones. Este año la erogación va por los $ 1631,8 millones, en un presupuesto superior a los $ 2000 millones.

Desde febrero de 2010 y hasta diciembre del año pasado, Fútbol Para Todos tuvo un solo auspiciante privado: Iveco. La prohibición de la pauta privada fue una decisión del ex presidente Néstor Kirchner. Desde diciembre de 2015 el Estado recaudó entre $ 450 y $ 500 millones. Revendió los derechos a los canales abiertos privados (Telefé, El Trece, América), hubo avisos en la TV Pública, cayeron los gastos de producción y se vendió el naming del torneo a Axion Energy. Pero sigue habiendo un alto déficit: hasta fin de octubre, los derechos de TV le costaron al Estado $ 1511 millones.

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *