Fue rescatado de un incendio y ahora es el bombero preferido de la ciudad

Cuando Jake era tan sólo un cachorro, quedó atrapado en medio de un incendio. William Lindler, un bombero de Carolina del sur (EEUU), notó que salía humo de la casa de su vecino y se acercó a ayudar. Los vecinos gritaban que había un perro encerrado, así que William entró en acción. Lo rescató y aunque estaba vivo, el pequeño Jake tenía el 75% de su cuerpo quemado.

Los dueños del cachorrito se encontraban bien, pero desafortunadamente, abandonaron al pequeño en una veterinaria ya que no podían financiar todo el cuidado que necesitaba para su total recuperación. Así fue que el rescatista y su familia decidieron hacerse cargo de él.

Desde el día que William lo adoptó, Jake se volvió un miembro muy especial del Departamento de Bomberos de Hanahan. Con el amor y los cuidados que recibió por parte de su nuevo dueño y del resto de los bomberos, se recuperó rápidamente de sus quemaduras.

Ahora, el perrito se dedica a cumplir lo que prometió en su juramento como bombero, visitar colegios y enseñar todo sobre seguridad a los niños:

“Yo, Jake el Perro Bombero, como mascota del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Hanahan, prometo ayudar a que los niños sonrían con mi encantadora personalidad y a que aprendan sobre la seguridad contra incendios y qué hacer en caso de emergencia. A través de mis esfuerzos, ayudaré a promover la Misión, Visión y Valores del Departamento de Bomberos de Hanahan. Ningún trabajo es muy grande o muy pequeño cuando los niños están interesados”.

Pero eso no es todo. Su dueño está seguro de que Jake puede ir mucho más lejos. Quiere convertirlo en un perro de terapia para niños quemados. William quiere que los niños entienda que no importa que tan malo parezca todo, se puede superar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *