Por decreto, el Gobierno le quita poder a Ctera y anula la paritaria docente

El Gobierno le quita poder a Ctera y anula la paritaria docente. Modificó la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo. Estableció que el salario básico docente será 20% superior al mínimo. Rechazo de los gremios.

Las escuelas están cerradas, los maestros y alumnos disfrutan de sus vacaciones. Pero en el gobierno nacional ven venir un conflicto docente en marzo, impulsado principalmente por Ctera, y toman una decisión con la que buscan debilitar esa situación. A través de un decreto, modificaron la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo, que le quita poder de negociación a Ctera y anula la posibilidad de una negociación salarial a nivel nacional.

Pero lejos de haber ahuyentado la posibilidad de un conflicto, el decreto –firmado por el presidente Macri y publicado ayer en el Boletín Oficial- parece haberlo reavivado. Todos los gremios docentes salieron a criticar fuerte la medida, que también generó polémica entre los especialistas.

El decreto modifica la reglamentación del artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo que en 2007 había sido redactada por el kirchnerismo. De acuerdo a ese artículo, el Ministerio de Educación, junto al resto de los ministros provinciales y los gremios con representación nacional (que son cinco) deben “acordar un convenio marco” que incluya pautas generales sobre diversos temas, entre otros el salario mínimo. El macrismo había disuelto el año pasado esa negociación, con el argumento de que el salario mínimo docente ya había sido fijado en el 20% por encima del vital y móvil en negociaciones anteriores con los sindicatos.

De esta manera, el nuevo decreto termina de reglamentar ese acuerdo. Queda establecido ahora que el salario básico docente será 20% más que el mínimo y por eso, se entiende, no será más materia de futura discusión con los gremios. A partir de ahora, en la negociación docente nacional se discutirá solo cuestiones gremiales y ya no salariales. Y el tema salarial queda, así, para resolverse en cada una de las provincias.

El decreto incluye otros cambios, que impactan directamente en Ctera. Es que por decisión del gobierno anterior, a la mesa de negociación nacional los gremios concurrían con una representación proporcional a la cantidad de afiliados que tiene cada gremio. Así, Ctera llevaba cinco representantes y los otros cuatro gremios un representante cada uno. Como las decisiones se tomaban por votación, Ctera siempre terminaba decidiendo, afirman en el Gobierno.

La nueva reglamentación ahora establece que a esa mesa deberá ir un representante por gremio. El decreto firmado por el Presidente establece, además, que ahora no serán cinco sino cuatro los gremios nacionales que discutirán con el Gobierno. El que quedará afuera es Sadop, que representa a los maestros de escuelas privadas.

“Sadop arregla sus condiciones laborales con las cámaras del sector, que son sus empleadores. Es incongruente que participe de esta negociación con el Estado”, dicen en el gobierno. Sadop está alineada con el sector liderado por el bancario Sergio Palazzo dentro de la CGT, uno de los más críticos del Gobierno dentro de esa central obrera.

Ni bien se conoció el contenido del decreto, Ctera lo rechazó y anunció que denunciará ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al Gobierno por prácticas antisindicales. “El objetivo es destruir la representación docente, no buscan resolver el conflicto docente sino profundizarlo”, dijo Sonia Alesso, secretaria general de Ctera.

Todos los gremios anticiparon que es muy probable que, por el rechazo esta medida, vayan al paro y no arranquen las clases en marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *