Habla la acusada de comprar un bebé: “La mamá me lo entregó porque ella no lo quería”

Habla la acusada de comprar un bebé por 30 mil pesos. Se trata de Natalia Sánchez, quien solicitó las cámaras de PLAY TELEVISIÓN para dar a conocer su verdad sobre el caso que conmocionó a Esperanza. Asegura que nunca pagó por la tenencia de la criatura y que la mamá del bebé vivía junto a ella, en la misma casa.

El viernes 22 de septiembre, una joven denunció que su madre había vendido a su bebé a una pareja esperancina. Personal de la oficina de Trata de Personas y de Violencia de Género actuaron bajo órdenes de la fiscal del Ministerio Público de la Acusación, María Laura Urquiza y detuvieron a la abuela y al matrimonio acusado de realizar semejante transacción.

Leer más: Rescatan a bebé vendido por su abuela a una pareja esperancina

Según declaraciones de la propia fiscal, el hecho quedó completamente corroborado por los integrantes del matrimonio, ya que estos desde un principio, cuando se produjo su aprehensión en su casa, le dijeron a los policías y frente a testigos que ellos pagaron esa suma en efectivo a la abuela del bebé, aunque el pacto dinerario inicial alcanzaba los 50.000 pesos.

Sin embargo, la mujer acusada por la mamá del bebé pidió hablar públicamente y contar su verdad. Según explicó la joven madre “no quería al bebé, lo daba por muerto. Me llamó un día para ver si me lo podía dar para que yo lo críe. Me lo trajo la abuela porque ella no quería. Al otro día, ella también vino a vivir acá, están todos los vecinos de testigos”, aseguró.

La mujer también señaló que el niño no se encontraba en buenas condiciones cuando ella se hizo cargo de él. “El bebé vino sin nada, no tenía controles ni vacunas. Ella me entregó el documento del bebé porque no lo podía tener, yo me hice cargo de todo. La abuela me entregó el bebé porque Yanina no quiso venir. Ella no le daba de comer, cuando lo llevé a control estaba bajo de peso, desnutrido”.

Tengo muchos testigos y voy a luchar por ese bebé. Quiero que ella diga la verdad, lo único que yo hice fue hacerle un bien a ese bebé

También señaló que personal municipal estaba al tanto de la situación. “La asistente social venía a la casa y veía que el nene y ella estaban acá. Yo quiero que esto se aclare. Nosotros vivimos de la asignación de mis hijos, ¿cómo voy a comprar un chico si alquilo y no tengo dónde vivir?”, se preguntó.

Leer más: Recuperaron la libertad los tres involucrados en la venta del bebé

Señalados

Natalia lamentó que la comunidad esperancina la señale por este hecho, que además, le trae muchas complicaciones. “Me llegó un papel judicial diciéndome que tengo 48 horas para dejar la casa. Hoy buscamos y nadie nos quiere alquilar. A mi me cerraron todas las puertas, ¿dónde voy a llevar a mis hijos?”, preguntó.

Consultada sobre su declaración, aseguró que ante la Justicia sólo explicó que brindaba ayuda económica a la familia de la abuela del bebé en cuestión, ya tiene hijos menores. “Quiero que esto se aclare. Nosotros no nos podemos mover, tenemos que ir todos los meses a firmar al Ministerio Público de la Acusación”

“Yo me hice cargo de todo, le di una mano porque ella vino llorando. Tengo muchos testigos y voy a luchar por ese bebé. Quiero que ella diga la verdad, lo único que yo hice fue hacerle un bien a ese bebé. Quiero que se sepa la verdad. Jamás le pedí nada a nadie, trabajé y me las arreglé siempre sola.

La causa

El viernes 22 de septiembre, una joven llegó hasta la oficina de la Policía de Investigaciones (PDI) y denunció que su madre había vendido a su bebé a una pareja esperancina. Personal de la oficina de Trata de Personas y de Violencia de Género, actuaron conforme al protocolo, contuvieron a la mujer víctima de la sustracción de su hijo y le comunicaron la novedad a la fiscal del Ministerio Público de la Acusación, María Laura Urquiza.

Urquiza ordenó medidas urgentes teniendo en cuenta el relato de la joven denunciante. Fueron hasta la vivienda de la abuela del bebé en Colonia La Nueva, la aprehendieron y la mujer declaró que atravesaba por problemas económico y que había vendido a su nieto a un matrimonio de Esperanza, a los que identificó con la ubicación de la vivienda y dio detalles sobre la compra y la venta de la criatura que fue hecha el 31 de mayo; según consta en la causa.

Luego, la policía detuvo a la pareja esperancina, y según dichos de la propia fiscal, el matrimonio había reconocido y declarado haber pagado por la criatura la suma de 30.000 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *