Indignante: Su bebé murió al nacer y le dieron el cuerpito en una caja de cartón

Conmoción en Salta, por la forma en que trataron a una madre que perdió a su primera hija en un hospital de la localidad de Tartagal.

Al dolor de la terrible pérdida, una joven salteña de 21 años tuvo que sumar la humillación de recibir el cuerpo de la pequeña en una caja de cartón. Así, como si fuese un envoltorio para despachar en un embalaje, estuvo desde la madrugada del domingo hasta el lunes por la tarde. El hecho ocurrió en la morgue del hospital Juan Domingo Perón de la ciudad de Tartagal.

La joven madre ingresó de urgencia a quirófano y según el parte médico, su bebé se habría bronco aspirado. En medio del profundo pesar por la pérdida de su beba, Érica Zelaya, (21), tuvo que recibir a su hija en una caja de cartón.

Era su primer embarazo y Erica anhelaba la llegada de su nena. Sintió algunos dolores y se trasladó al hospital, donde inesperadamente terminó contemplando por largas horas el cadáver de la beba en una caja.

La abuela, madre de Érica Zelaya, fue quien accionó y denunció lo ocurrido. Enfurecida por la situación en que dejaron a su nieta, contó que su hija estaba con los controles correspondientes durante el período de embarazo y en los últimos días había experimentado algunos dolores. Señaló que la joven madre había pedido que le practicaran una cesárea, pero los médicos no lo consideraron necesario.

“Mi hija estaba a término con el embarazo; la trajimos al hospital pero no quisieron hacerle la cesárea y la bebé nació sin vida. Según el médico, murió por bronco aspiración, nos dijeron y nos explicaron que tragó líquido. A mi nietita la tienen en una caja de cartón en la morgue y nos dicen que tenemos que traer el cajoncito para entregarnos su cuerpito pero no podemos conseguir que nos donen uno para llevarla al cementerio y rezarle para que descanse en paz”, expresó conmovida por la situación la abuela de la beba.

La joven mamá vive con sus padres en la comunidad 9 de Julio, en la zona oeste de Tartagal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *