Ingresaron a robar a un departamento y no le dejaron ni la ropa

Otro joven estudiante fue víctima de un robo. Los delincuentes ingresaron a su departamento y se llevaron objetos electrónicos y toda su vestimenta. El hecho ocurrió en la tarde del miércoles y se suma a una larga lista de episodios similares ocurridos en los últimos días.

Delincuentes forzaron la entrada principal de un edificio ubicado en Mitre y Laprida, y luego la puerta de dos departamentos. La víctima es un joven estudiante que no se encontraba en el lugar al momento del hecho: “Esta mañana me fui tipo 9:00 de la mañana a cursar y cuando llegué me encontré con que la puerta de abajo estaba normal, ingreso y subo, pero cuando voy a ingresar al departamento me encuentro con la puerta totalmente abierta y las luces prendidas. Cuando entro ya veo que me faltaba la computadora, el televisor y plata que tenía guardada”.

“Cuando bajo, me di cuenta que en el departamento del primer piso la puerta estaba violentada, pero no pudieron ingresar. Aparentemente forcejearon la puerta de abajo, que ya una vez habían intentado hace más o menos un mes. Al ingresar fueron tanteando las puertas y violentaron la del primer piso y como no pudieron ingresar subieron y violentaron la de mi departamento. También me sustrajeron el bolso con toda la ropa, así que está complicado”, detalló el muchacho.

El joven señaló que al encontrarse con esta situación llamó de inmediato a sus padres y a la Policía, que “llegó en cinco minutos. Ahora solamente queda esperar y ver el procedimiento de la Policía, ya que se dieron varios casos similares, varios compañeros míos de la facultad pasaron por lo mismo”.

“Yo hace muchos años que estoy en Esperanza, es mi quinto año en la facultad, hice el secundario en la Escuela Granja y la veía como una ciudad muy tranquila, pero lamentablemente estos últimos tiempos se tornó bastante inseguridad en este sentido, porque uno puede caminar normalmente por la calle. Están pasando estos hechos que en un rompe y raje te terminan llevando cosas de mucho valor”, explicó.

Y luego agregó: “Gracias a Dios ya pude solucionar el problema de las puertas que habían violentado, cambiar las cerraduras, y poner más seguridad para evitar un posible segundo robo porque no sabemos cuándo van a volver porque ya saben tus movimientos, vieron lo que hay dentro del departamento y pueden volver en cualquier momento”.

“Ahora sólo queda rogar que no vuelva a suceder algo similar, tanto a mi como a los vecinos porque le puede tocar a cualquiera de mis compañeros”, lamentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *