“La situación de la lechería y las economías regionales es insostenible”

Así lo indicó Dario Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). La lechería sufre un aumento en el precio de maíz, una suba en los fletes y combustibles, en los salarios y alquileres. Hoy los productores siguen sin recibir un precio justo por litro de leche cruda.

Hay un camino largo por recorrer, porque lo que es beneficioso para la agricultura, que comienza a observarse en la actividad ganadera, no se refleja en la lechería y en las economías regiones del país. Aquí la situación es preocupante, con precios de exportación en caída y aumentos de costos asfixiantes para los productores.

La lechería sufre un aumento en el precio de maíz, una suba en los fletes y combustibles, en los salarios y alquileres. Hoy los productores siguen sin recibir un precio justo por litro de leche cruda. La situación resulta insostenible para el productor tambero.

Ante este panorama, una vez más desde CRA solicitamos la transparencia de la cadena láctea. No queremos que el cierre de tambos sea una constante en nuestro país. Las economías regionales, ya sin retenciones, también padecen un fuerte aumento de los costos. Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, varias producciones como la fruticultura, el algodón y los cultivos ubicados en zonas alejadas de los puertos, siguen complicadas.

Los problemas de la economía argentina, como la inflación, el déficit fiscal y el endeudamiento externo, hacen mella en las frutas y verduras, la caña de azúcar, los cítricos y en la cría de animales en las provincias patagónicas. Hoy la fruticultura se encuentra sin fondos para levantar la cosecha.

Sabemos que el escenario internacional tiene un panorama poco alentador, con un ciclo bajista en el precio de las commodities y una recesión en Brasil, socio importante en las economías regionales del país, exigiéndonos un esfuerzo superior para revertir una situación de quebranto desde hace varios años.

Es por ello que Confederaciones Rurales Argentinas no se queda en el reclamo, sino que se pone a disposición a través de sus especialistas y equipos de trabajo, con el aporte de nuestra experiencia productiva en los consejos consultivos de los organismos gubernamentales o en comisiones técnicas de la cartera agroindustrial.

Este espacio entre lo público y lo privado es necesario para descubrir caminos alternativos con el fin de entregar alimentos a los argentinos y al mercado mundial a través de productos diversificados y de calidad.

Tomado de El Cronista de Las Colonias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *