Las verduras alcanzaron precios exorbitantes por el temporal

La Sociedad de Quinteros asegura que los daños en la producción son casi totales; como consecuencia, el precio de algunas verduras alcanzaron precios exorbitantes en la región. La lechuga, por ejemplo, llegó a los 100 pesos por kilo.

Algunas verdulerías de la región ya ajustaron los precios de los productos que se cosechan en el cinturón frutihortícola santafesino para atemperar el impacto causado por la tormenta del viernes, que destruyó casi la totalidad de la producción.

“Lamentablemente pasa lo de siempre, al no haber calidad la consecuencia será el precio”, admitió el presidente de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe, Guillermo Beckmann, que recorre los campos afectados para relevar las pérdidas. Aunque reconoció que “si los costos son de más elevados, la gente no los pagará, ya aprendimos la lección”.

Daños

La fuerte tormenta del viernes pasado provocó una pérdida muy importante en la producción de frutas y verduras en el cinturón frutihortícola santafesino y en las infraestructuras que utilizan los quinteros.

La Sociedad de Quinteros estimó que fueron afectadas más del 90 por ciento de las hectáreas en producción de las localidades de Santa Fe, Recreo, Monte Vera y Arroyo Aguiar, “sumado a la pérdida de capital de trabajo como media sombra e invernaderos”, detalló Beckmann.

Cabe recordar que este sector productivo había perdido en marzo del año pasado “más de 1.000 hectáreas sembradas” por las intensas lluvias e inundación, recordó el productor.

“Hay una amargura bárbara, aumenta la luz, los impuestos y ahora esto”, expresó Beckmann

El panorama esta mañana en algunos campos era desolador. Postes derribados con la media sombra sobre el cultivo. También había sectores que sufrieron consecuencias menores y la siembra seguía en pie.

La Sociedad de Quinteros elaboraba un informe de los daños para que la Came lo eleve a la Comisión de Emergencia Nacional. “A esto hay que reactivarlo rápidamente para poder abastecer a la ciudad de Santa Fe y al norte provincial”, dijo su presidente. “Ahora se va a poder sembrar más rápido, porque el agua no quedó depositada y, en consecuencia, no saturó el suelo”, finalizó con algo de esperanza Beckmann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *