Lechería: Santa Fe reclama a la Nación una mesa de crisis urgente

Al pedido lo realizó el ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani. Piden que la industria y el sector comercial concentrado se sienten en la mesa de negociación. Se perdieron más de 12 mil cabezas y continúa el cierre de tambos. Avisan que “los tiempos se agotan”

Estamos ante una de las situaciones más difíciles”, dijo el ministro de la Producción, Luis Contigiani. En una conferencia de prensa realizada este lunes, informó que propondrá a la Nación la convocatoria de manera “urgente” a una “mesa nacional de crisis” para abordar la situación apremiante que atraviesan los tambos en la provincia y en la región.

Además, manifiesta que las posiciones dominantes, la carterización empresarial, la falta de precios de referencia y de marco institucional, perjudican y dañan la cadena de valor. “El mayor desafío es achicar esa diferencia entre precio de origen y de destino que alcanza el 500 por ciento”, señaló Contigiani.

En este sentido, el gobierno insiste en analizar la cadena de valor, ya que “ahí mismo se puede encontrar la solución a la actual coyuntura”. Desde la cartera productiva reiteran que la industria y el sector comercial concentrado se deben sentar a negociar con los productores y los gobiernos provinciales y nacional.

“En la cadena de valor es donde se pueden recuperar precios, junto con la industria y los representantes de la producción primaria. Los estados nacional y provincial deben arbitrar y colocar reglas de juego claras para todos los sectores”, sostuvo Contigiani.

Durante la conferencia de prensa, el funcionario provincial insistió en los conceptos y añadió: “Debemos transparentar la cadena como una de las formas claves para salir de la eterna crisis recurrente que perjudica a los eslabones más chicos, los pequeños y mediano tamberos”.

Al igual que la semana pasada, este lunes los productores nucleados en diversas asociaciones se volvieron a manifestar. En este caso, el escenario fue la ciudad de Rafaela. Los referentes de la producción láctea volvieron a advertir que si no se modifica la actual situación, es posible que entre el 30 y 40 por ciento de los tambos dejen de trabajar.

En la década del 80 existían 30 mil unidades productivas y hoy la suma asciende a 9.500. “Vamos a contar cuántos quedan después de la crisis”, resaltó el ministro. Con respecto al llamado al gobierno nacional para la conformación de una “mesa nacional de crisis”, el ministro aseguró que los tiempos no se pueden prolongar más.

“Hay muchas reuniones, pocos resultados y se agudiza la crisis. Desde Santa Fe hay que sacudir las agendas, patear el tablero y convocar a una mesa con todos los actores”, sostuvo el funcionario. El gobierno de la provincia reiteró que el problema fundamental se encuentra en el circuito distorsivo de la cadena.

El ministro de la producción indicó: “El sector comercial podrá poner 33 centavos, que hoy no tiene el tambero, y el sector industrial está en condiciones de sumar una parte similar. Por último, los estados nacional y provincial tendrán que poner su parte para llegar a un precio de salvataje del sector lácteo. Desde esa mesa nos tenemos que comprometer a encontrar en el precio una rápida salida.

“Notamos una caída de más de 12 mil cabezas, que es lo más grave. No solo se pierden tambos, sino cabezas de ganado que todavía están en capacidad productiva. Hay vacas que se venden con dos o tres lactancias aún por brindar. Vemos que el productor se está deshaciendo de ellas para tener dinero fresco y así afrontar sus problemas”.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *