Leptospirosis: Se pide a los vecinos cuidado y prevención

El Gobierno de la Ciudad de Esperanza comenzó una campaña de recomendaciones abogando por un mayor cuidado y prevención ante la crecida de los ríos ya que esta enfermedad conocida también como “fiebre de los pantanos o del fango”, puede contraerse mediante el contacto de la piel o las mucosas con aguas, terrenos húmedos, basura, escombros, suelos contaminados con la orina de animales infectados con Leptospiras, o a través del consumo de alimentos contaminados.

¿Cómo se transmite?

Se transmite a partir del contacto directo con la orina de roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres infectados, o con agua y ambientes contaminados con dicha orina. La bacteria ingresa a partir de la piel lesionada o intacta.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas son muy variados. El más frecuentes es un síndrome pseudogripal, con fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular y malestar general. Se pueden dar síntomas más graves como inapetencia, vómitos, náuseas, dolor abdominal, diarrea, problemas respiratorios, dolor torácico y abdominal, etc.

¿Qué hacer en caso de padecer alguno de los síntomas?

La enfermedad puede manifestarse de forma leve o evolucionar hasta ser mortal. Por eso, ante la presentación de cualquiera de estos síntomas, se debe consultar al hospital, sanatorio, salita o centro de salud más cercano.

¿Y los animales domésticos?

Los síntomas de leptospirosis en los perros son muy variados y pueden incluir decaimiento general, vómitos, diarrea, inapetencia y otros más graves. Los animales de producción pueden presentar abortos. Ante la presencia de estos signos, se debe consultar al veterinario.

¿Cómo prevenir la leptospirosis?

* Evitar la inmersión en aguas estancadas, y procurar que los niños no jueguen en charcos o barro.

* Combatir los roedores.

* Utilizar guantes y botas de goma para realizar cualquier tarea en lugares húmedos, con aguas estancadas y/o con animales, desmalezado, cosecha, etc.

* Mantener los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores.

* En los establecimientos de cría de animales se debe consultar al veterinario ante la aparición de abortos.

* Consultar al veterinario sobre la vacunación de los perros.

* Consultar al centro de salud más cercano ante la aparición de cualquier de los síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *