Llamadas falsas de emergencia movilizaron ambulancias, policía y bomberos

Lamentablemente los inadaptados de siempre siguen con sus bromas. Durante el fin de semana en la ciudad fueron movilizadas ambulancias, patrulleros y hasta bomberos por hechos falsos que fueron denunciados a las líneas de emergencia.

Una vez más, los valiosos recursos de emergencia de la ciudad fueron movilizados por falsas llamadas. Diego Pelúa, de Bomberos Voluntarios, contó lo sucedido: “En la noche del día sábado, aproximadamente a las 22:30 horas, se recibió una llamada  de colaboración de un incendio declarado en una vivienda en Simón de Iriondo 3.500“.

“Nosotros estamos acostumbrados a que, cuando salimos por llamados a través del handy, el bombero que está más cerca de lugar hace la verificación antes de arribar al cuartel. En este caso, estaba muy cercano a mi vivienda y gracias a Dios no había nada; lamentablemente por la movilización que se realiza”, detalló.

El bombero confirmó que “era una llamada falsa. Es de destacar también la labor de personal policial porque arribamos nosotros al lugar con este personal de bomberos e inmediatamente después teníamos tres móviles policiales colaborando con nosotros”.

Ponen en riesgo la vida de los socorristas

“La unidad de bomberos no llegó a salir en este caso porque nosotros trasmitimos por handy que queden en escucha hasta que encontráramos el lugar siniestrado. Lamentablemente era una broma más, que hace que se movilicen un montón de recursos. Esta gente que realiza este tipo de llamados no tiene en cuenta que, a partir del momento que llama, estamos bloqueados para este siniestro y si realmente hay uno real no podemos atenderlo”.

“Tenemos recursos limitados dentro de la ciudad, como en el caso de una ambulancia. Si la ambulancia sale a un siniestro, no puede atender otras emergencias”.

El bombero hizo una recomedación, tanto a padres como adolescentes: “No se deben hacer llamadas como bromas porque estamos agotando un recurso que es extremadamente necesario en una emergencia

Pero además del recurso en sí, Pelúa señaló que “hay un montón de gente que está arriesgando hasta su vida misma, en el caso de bomberos, en llegar al cuartel. Estamos hablando de más de 20 personas que se movilizan para un siniestro, de que la mayoría de la gente no sabe que ese bombero está en una emergencia y que va a una velocidad no normal para llegar lo más rápido posible al cuartel y colaborar con ese siniestro”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *