Otra vez, la lluvia provoca desastres en la provincia

Si algo caracterizó a este domingo 15 de enero fue la lluvia. La gran cantidad de lluvia que cayó a lo largo del territorio provincial había sido prevista por el Servicio Meteorológico Nacional y difundida por todos los medios. Lo que nadie esperaba, o quizás sí, era el nivel de daño provocado por las precipitaciones.

Desde Navidad, las precipitaciones intensas se repiten con una frecuencia inédita en nuestra querida provincia de Santa Fe. Cientos de milímetros caen sobre ciudades y comunas por igual, en norte, en el centro y en sur provincial. Hay evacuados, localidades inundadas y rutas cortadas. El Comité de Emergencia evalúa la situación.

La imagen se repite con una tristeza conmovedora: lluvias, inundaciones, evacuados, calles anegadas, rutas cortadas, campos y caminos bajo el agua. En algunos lugares, las precipitaciones superaron los 300 milímetros.

Arroyo Seco, Pueblo Esther, FighieraChabás, Firmat, Nelson Elortondo, Wheelwright, Labordeboy, son algunas de las localidades más afectadas tras las lluvias. Sin embargo, resta esperar y ver cómo se comporta esa gran masa hídrica que se desplaza desde los lugares más altos hacia los más deprimidos.

Asistencia

El gobernador Miguel Lifschtiz se reunió con el Comité de Emergencia que integran los ministros de Seguridad, Infraestructura y Transporte y Producción y el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo. Este último aseguró que “el gobernador se ocupó de hablar con cada presidente comunal o intendente para atender las necesidades que hay en cada caso. También ordenó que mañana (por hoy) se articulen los esfuerzos para trabajar en la atención que marcan los protocolos para la prevención de enfermedades típicas posteriores a inundaciones de este tipo”.

Escajadillo destacó que el pronóstico meteorológico es bueno para las zona más afectadas. “Para esta región cesó el alerta lo que nos indica que mejorarían las condiciones climáticas y eso, además de aliviar la situación general, nos permitirá llegar a la totalidad de los habitantes afectados por semejante temporal”.

Arroyo Seco

Es, quizás, la localidad más afectada por las lluvias de este domingo. Según el responsable de Desarrollo Social del municipio, Martín Ivolti, cayeron en diez horas 320 milímetros. “Creemos que es la peor inundación de los últimos 40 años”, señaló y recordó que en pocos días sufrieron tres temporales: el del 25 de diciembre, que obligó a evacuar a 65 personas; el del 2 de enero, con 102 evacuados; y el de ayer.

“Todo el casco urbano está afectado. Estamos pidiendo asistencia al Ejército, porque el centro de Ex Combatiente de Malvinas, que traía el rancho con la comida, está con el agua hasta las rodillas”.

Situación dramática

Si bien un informe del Servicio Meteorológico Nacional advertía que el acumulado de precipitaciones durante el fin de semana podía superar los 100 mm, sobre todo en nuestra provincia, el fenómeno parece haber superado con creces lo esperado.

Y es que no se trata de una situación aislada, sino del tercer temporal en menos de un mes, sobre tierras que ya se encontraban gravemente afectadas en su capacidad de absorción. La abrumadora reiteración de estos hechos pone de manifiesto la imperiosa necesidad de una nueva política económica, capaz de adaptarse a las necesidades del ambiente en que vivimos y no sólo a las de los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *